15 junio 2015: De vuelta en el mejor lugar del mundo 

¡Hola de nuevo! Antes de nada, voy a empezar poniéndoos al día. Cuando llegué a Nueva York, fuimos al hostal a dejar las cosas y a reunirnos con otro amigo. Aunque estábamos muy cansados, decidimos ir a dar una vuelta.  No íbamos a estar mucho tiempo en la ciudad, por lo que no era plan de quedarse en la cama durmiendo para recuperar el sueño. ¡Ya habría tiempo para ello más adelante!

Fuimos directos a Times Square. Es uno de esos sitios que siempre te impresionan sin importar la cantidad de veces que hayas estado. Lo has visto tantas veces en películas que el mero hecho de estar ahí ya te fascina. Eso sí, es sin duda alguna uno de los lugares más bulliciosos de Manhattan. Tanto que te puedes llegar a agobiar. Aún así, es interesante ir, pararse en el centro y contemplar las vistas y a la gente de tu alrededor. Realmente puedes encontrar todo tipo de personas ahí.

Luego fuimos a cenar a un restaurante hindú de comida rápida. Nunca había probado la comida de este país y he de decir que estaba rica. Aunque lo que más me hizo ilusión de la cena fue que… ¡fui capaz de consumir alcohol por primera vez en Estados Unidos! De manera legal, claro. 😉 Los dos años anteriores aún era menor de 21 años por lo que no tenía permitido ni siquiera entrar a un bar al que va la gente en el pueblo donde se encuentra el campamento. Me sentí como si hubiera recién cumplido 18 años otra vez.

Después de la cena dimos un pequeño paseo pero el cansancio empezó a atacarnos a todos y, esta vez sí, fuimos al hostal a dormir. Terminé acostándome a las 9pm hora local y me había levantado a las 3am hora española. Si hacéis la cuenta, son 24 horas despierta. Una locura, ¿no os parece?

Ya a la mañana siguiente tuve la oportunidad de conocer a muchos de los compañeros nuevos. Diría que es uno de los mejores momentos. Sobre todo cuando con algunas personas conectas al segundo de conocerlas. Aunque os tengo que contar algo triste. Mi mejor amiga del campamento, con la que he compartido muchísimos momentos durante estos dos años, no pudo venir esta vez debido a los estudios. Le voy a echar tanto de menos… Aunque sé que viajaré a Inglaterra o ella vendrá a Madrid para volver a vernos. Eso sí, ahora me toca buscar una nueva bestie para este verano.

Después de viajar durante más de 5 horas hacia el norte del estado, finalmente llegamos al campamento. Todos los años me impresiona el momento en el que me bajo del autobús y estoy aquí otra vez. Me hace sentir como si nunca me hubiera marchado. Después de hacer un tour por el campamento para que los nuevos lo conocieran y de cenar, nos reunimos todos alrededor del fuego y charlamos hasta que nos fuimos a dormir. Es la manera perfecta de comenzar a conocernos más entre nosotros.

Ahora mismo son las 7am y llevo despierta durante más de 1 hora. No sé si por culpa del jet lag o por la emoción de estar de vuelta. De todas formas, tenemos el desayuno a las 8. Así que me voy directa a la ducha.

¡Hasta la próxima!

15 junio 2015: De vuelta en el mejor lugar del mundo 
Puntúa este post

SofiaPozuelo
sofiapozueloarto@gmail.com
3 Comentarios
  • estilodefreepass
    Posteado a las 20:51h, 15 junio Responder

    Qué preciosa experiencia debe ser estar en un campamento!
    Yo sólo he visto la experiencia por lo que muestran en las películas… y el lugar me recordó al de la película Juego de Gemelas que protagoniza Lindsay Lohan, cuando está en un campamento infantil, ¿eres instructora?.
    Saludos 🙂

    • sofiapozuelo
      Posteado a las 02:17h, 20 junio Responder

      Síiii! Soy monitora! La verdad es que es una experiencia muy buena! 🙂

  • Kinga1902 (@czytmoimhobby)
    Posteado a las 18:43h, 19 junio Responder

    maravilloso texto !
    ¡Un beso enorme ! 🙂

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

Share This