Tenía pendiente contar en mi blog mi peor experiencia en el aire. Para ello, tengo que mirar hacia atrás cinco meses. Como ya sabréis, el pasado abril nos fuimos de viaje a Hong Kong y al Sudeste Asiático. Mi billete de vuelta a casa era el 18 de abril a las 17:30 de Hong Kong a Madrid (escala en Pekín de 4 horas) con Air China.

Quería haber actualizado el blog antes pero no he tenido mucho tiempo. Así que os voy a resumir un poco lo que hemos estado haciendo durante este par de semanas. Los primeros días estuvimos tomando un curso de high ropes.

¡Hola de nuevo! Antes de nada, voy a empezar poniéndoos al día. Cuando llegué a Nueva York, fuimos al hostal a dejar las cosas y a reunirnos con otro amigo. Aunque estábamos muy cansados, decidimos ir a dar una vuelta.

Con el ritmo que llevo últimamente, aprovecho los días que estoy en Madrid para quedar con amigos y familiares. Aunque sea solo para darme la bienvenida y despedirme de nuevo en cuestión de horas. Así es, me marcho otra vez. 

Todas las personas que me conocen, aunque sea un poquito, saben que viajar es una de mis pasiones. Emplear el dinero para explorar mundo nunca es un gasto, sino una inversión. Por esta razón viajo siempre que tengo la oportunidad, es una forma de aprender y crecer, y lo mejor es que es muy divertida. En mi universidad de Lille hay una asociación que organiza excursiones de un día y viajes. El sábado pasado tocaba Luxemburgo en un día, y… ¿por qué no ir?

Tras pasar el polvo y quitar más de una telaraña, vuelvo a dejarme caer por aquí. Me acabo de dar cuenta de que la última vez que actualicé el blog fue el pasado 5 de mayo, lo que se traduce a seis meses o a medio año (aún me asusta más dicho de esta forma). Qué rápido pasa el tiempo… ¿verdad? Y más cuando no paras de hacer cosas. ¿Y dónde me he metido en todo este tiempo?

Pin It on Pinterest