Tras pasar el polvo y quitar más de una telaraña, vuelvo a dejarme caer por aquí. Me acabo de dar cuenta de que la última vez que actualicé el blog fue el pasado 5 de mayo, lo que se traduce a seis meses o a medio año (aún me asusta más dicho de esta forma). Qué rápido pasa el tiempo… ¿verdad? Y más cuando no paras de hacer cosas. ¿Y dónde me he metido en todo este tiempo?

Pin It on Pinterest