Lausana y sus vistas al Lago Lemán

Entre Annecy y Estrasburgo teníamos unas cuatro horas y media de viaje, así que decidimos hacer un descanso largo en Lausana, una ciudad en el suroeste de Suiza bañada por el inmenso Lago Lemán. Nada más llegar fuimos a la Oficina de Turismo porque no teníamos ni idea de qué ver. Nos aconsejaron ir al centro histórico y visitar el puerto. Ya de vuelta a casa, viendo un programa de viajes, descubrí que Lausana es la sede del Comité Olímpico Internacional y que hay un Museo Olímpico, ¡dato del cual no nos avisaron! Me hubiese gustado verlo pero no tenía ni idea, así que para la próxima vez.

Dimos un largo paseo por sus calles que, supongo que debido a que era domingo, estaban muy vacías. No voy a mentir, había algún edificio o rincón con encanto pero el centro no es la zona más bonita de esta ciudad. De todas formas, merece la pena ir a visitar la Catedral de Notre Dame de Lausana. Justo a la salida de ésta hay un área con bancos y buenas vistas a la ciudad.

Cuando nos cansamos de pasear, cogimos el coche y bajamos hasta el puerto, mucho más animado y encantador que la ciudad. Estuvimos paseando de un lado a otro disfrutando de las impresionantes vistas. Hay muchas flores repartidas por el paseo, por lo que es una zona muy colorida. También había tenderetes, cafeterías, parques y, sobre todo, muchos cisnes rodeados de gente dándoles de comer. Las vistas al Lago Lemán con las montañas al fondo son preciosas. Solo por este bellísimo puerto, merece la pena hacer una parada rápida en esta ciudad suiza.

Lausana y sus vistas al Lago Lemán
Puntúa este post

SofiaPozuelo
sofiapozueloarto@gmail.com
1Comment

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

Share This