Road trip: Yosemite National Park y Mammoth Lakes

En nuestro séptimo día de viaje salimos temprano de San Francisco con dirección a Yosemite. Para quienes no lo conozcáis, el Parque Nacional de Yosemite es famoso por sus acantilados de granito, saltos de agua, gran diversidad biológica y, por supuesto, su inmensa belleza. Ocupa cerca de 3000 km² y está situado en California, a unos 320 km de San Francisco. Fue designado patrimonio de la humanidad por la UNESCO en 1984 y es visitado por alrededor de cuatro millones de personas cada año.

Yosemite National Park: Mi experiencia

Tras 4 horas de trayecto y pagar los 30 dólares de entrada (va por vehículo, no por persona) por fin estábamos en Yosemite. Fuimos a la oficina de información para que nos recomendaran qué ruta hacer ya que no disponíamos de mucho tiempo. Hay bastante variedad de senderos que se pueden recorrer, siempre dependiendo de cuántas horas y esfuerzo quieras dedicar. Recuerdo que las rutas estaban marcadas según su intensidad, lo que facilita la elección de una u otra.

Nosotras hicimos una ruta corta y de intensidad media. Nos costó algo más de una hora subir hasta arriba. Se me hizo más dura la bajada ya que me entró mucho dolor en las rodillas. Aún así, fue muy buena experiencia y el paisaje hizo que el sacrificio mereciera la pena. Además había muchas ardillas monísimas que te hacían más fácil el camino. Abajo dejo unas fotos que hablan por sí solas.

Hicimos noche en Mammoth Lakes, un pueblo situado en el condado de Mono a un poco más de una hora del parque. La verdad es que dormir en este lugar no estaba dentro de nuestros planes pero me alegro de haberlo hecho ya que me lo pasé genial. Llegamos a nuestro hotel ya de noche y no había absolutamente nadie en los alrededores. Entramos dentro del establecimiento y ni siquiera había alguien en recepción. Tuvimos que llamar varias veces hasta que por fin salió el dueño del hotel. Era todo muy de película de miedo.

Una vez nos instalamos, decidimos ir al pueblo a dar un paseo. Tuvimos que andar por una carretera desértica (cómo no) las tres solas y con las linternas del móvil debido a que la luz era mínima. El centro del pueblo era muy bonito, todo de piedra y madera. Aunque a mí me daba mal rollo por algún motivo. Al final terminamos cenando y tomando unas copas, que trajeron muchas muchas risas, en un local que encontramos. Y así hasta que nos cansamos y fuimos de vuelta al hotel a dormir. ¡Si es que las mejores noches siempre son las improvisadas!

yosemite

Yosemite National Park

yosemite

Yosemite National Park

yosemite

Yosemite National Park

yosemite

Yosemite National Park

yosemite

Yosemite National Park

Puntúa este post

SofiaPozuelo
sofiapozueloarto@gmail.com
6 Comentarios
  • theinnertraveler
    Posteado a las 19:07h, 17 Junio Responder

    Espectacular! No puedo perderme este parque… Y, cuanto daño han hecho las pelis de miedo americanas jajaja

  • Road trip: El Valle de la Muerte y Las Vegas – El loco mundo de Sofía
    Posteado a las 12:10h, 20 Octubre Responder

    […] hace ya algo más de un año. En el último post sobre este maravilloso road trip os hablé del Yosemite National Park y de Mammoth Lakes. Luego vino el verano y otros viajes y dejé esta aventura a un lado para hablar de otros temas, […]

  • Atlas de una Amazona
    Posteado a las 19:01h, 17 Noviembre Responder

    Aunque me pille lejos cuando tenga el visado no me puedo perder este parque. Recuerdas si había algun refugio dentro o si estaba permitida la acampada libre dentro??

    Un abrazo viajera!

    • sofiapozuelo
      Posteado a las 21:33h, 17 Noviembre Responder

      Te aconsejo mucho ir, ¡es precioso! Pues la verdad es que no lo sabía así que he mirado y he visto que sí, hay sitios donde se puede hacer camping! 🙂

      • Atlas de una Amazona
        Posteado a las 21:46h, 17 Noviembre Responder

        Un plus entonces 🙂 aunque luego me tendré que informar porque probablemente haya osos y esas cosas

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

Share This