hacer la maleta

Trucos para hacer la maleta de viaje y no morir en el intento

Hacer la maleta puede ser un auténtico suplicio, lo sé. Recuerdo la primera vez que tuve que hacer la maleta para un viaje largo. Fue hace ya 4 años, cuando me fui a trabajar durante casi tres meses a un campamento en Nueva York. En ese momento no tenía mucha experiencia en hacer maletas de viaje para un periodo de tiempo tan largo y se me hizo bastante complicado. Al final me las apañé para llevarme todo lo que quise entre la maleta que facturé y la maleta de mano. Sin embargo, hubo muchísimas cosas que no utilicé durante el viaje, y en el trayecto de vuelta tuve problemas con el sobrepeso.

Ahora he aprendido y, por mucho que me cueste a veces, intento llevarme solo lo necesario. Además, a lo largo del tiempo y los viajes he aprendido trucos para hacer la maleta de viaje muy útiles. Gracias a esto, consigo ahorrar bastante espacio. Si tienes un viaje largo por delante o un vuelo en el que no vayas a facturar, te animo a que sigas algunos de estos consejos para hacer la maleta. Si no sigues leyendo, posiblemente terminarás deshaciendo la maleta en medio del aeropuerto. O aún peor, vistiéndote con mil capas para que pese menos la maleta. ¡Así que tú decides!

📝 Antes de hacer la maleta

1️⃣ Lee las condiciones del equipaje de la compañía de vuelo

Este paso es muy obvio pero a veces nos podemos olvidar de él. Ve a la página web de la compañía con la que vayas a volar y échale un ojo a las medidas que tiene que tener el equipaje, peso máximo permitido, número de bultos, etc.

2️⃣ Revisa qué objetos o alimentos están prohibidos entrar a tu país de destino

Hazme caso, me flipa el programa “Control de Aduanas” de DMAX y las multas y las movidas en las que te puedes meter son muy fuertes. Así que, ya sabes, entérate de lo que no debes llevar a tu país de destino y te ahorrarás muchos problemas.

3️⃣ Haz una lista de las cosas que llevar en tu maleta

Siempre que tengo un viaje, me hago una lista con las cosas que me tengo que llevar para que no se me olvide al hacer la maleta. A veces me viene a la mente algo que me quiero llevar en un momento muy rándom, por lo que voy corriendo a las notas del iPhone para apuntarlo. Si no hiciera esto, posiblemente se me olvidaría.

4️⃣ No hacer la maleta en el último momento

Esto lo digo por varias razones. Lo primero, te vas a poner nervioso si ves que no te da tiempo. Y lo segundo, como te des cuenta de que te falta algo importante y ya estén las tiendas cerradas, te va a dar de todo menos gracia.

5️⃣ Échale un ojo al tiempo que va a hacer en tu ciudad de destino

Esto es muy obvio, ¿verdad? Pues estoy segura de que a algunas personas se les pasa. Es importante porque no es lo mismo hacer la maleta para unos días de lluvia que para unos días en los que va a hacer sol.

trucos hacer maleta

Preparada para volar a Nueva York (2015)

📝 Trucos para hacer la maleta de viaje

1️⃣ No dobles tu ropa, ¡enróllala!

Esto me lo aconsejó una chica australiana que conocí en el campamento y, desde que lo probé, siempre utilizo este truco. El espacio que se ahorra es alucinante, y no, la ropa no se arruga ni nada por el estilo, queda perfecta. Desde que hago esto, hacer la maleta ya no es una pesadilla.

2️⃣ Aprovecha el hueco de los zapatos

Este consejo es muy sencillo pero quizá aún no habías caído en ello. Da uso al pequeño espacio que queda dentro del zapato para meter, por ejemplo, tus calcetines.

3️⃣ Envasa tu ropa al vacío

Hice uso de las bolsas al vacío al hacer la maleta para mi erasmus. Es un truco muy útil, especialmente cuando tienes que llevarte cosas como abrigos, toallas, etc. Reducirás el espacio a la mitad. Eso sí, si usas estas bolsas, asegúrate de que en tu destino podrás contar con un aspirador para poder realizar el proceso de nuevo.

4️⃣ Plastifica o mete en bolsas los botes que se puedan romper

Creo que este es uno de mis mayores temores a la hora de viajar. Siempre que miro el equipaje después de un vuelo, lo primero que hago es asegurarme de que los botes no se han abierto. De todas formas siempre los enrollo en plástico y los meto en una o dos bolsas de plástico con nudos que podrían ser propios de un marinero.

5️⃣ Pesa tu maleta antes de salir de casa

Si vas a facturar y quieres ahorrarte sorpresas en el aeropuerto, te aconsejo comprar una báscula para pesar maletas. Después de hacer la maleta, no te olvides de pesara. ¡Suerte! Llévala contigo en el viaje para poder pesar tu equipaje a la vuelta, momento en el que podemos ir más cargados si hemos comprado algo en nuestro destino.

hacer maleta

Trucos para hacer la maleta de viaje

📝 Mi peor experiencia con el equipaje

Si me pongo a pensar en malas experiencias en cuanto al equipaje, me vienen dos momentos a la cabeza.

1️⃣ Exceso de equipaje

El primero de ellos fue en mi primer viaje a Nueva York. Estuve una semana por esta ciudad con mi hermana y un día fuimos a Woodbury Common a comprar ropa. Nos pasamos con las compras. Para que os hagáis una idea, fuimos a Nueva York con una maleta facturada y dos maletas de mano. Bien, volvimos a Madrid con las dos maletas de mano y cuatro maletas facturadas: dos que nos correspondían por los vuelos y otras dos extra. ¡Qué difícil fue hacer la maleta!! Bueno, las maletas…

El caso es que a escasas horas de nuestro vuelo de vuelta nos dimos cuenta de que las tres maletas que íbamos a facturar tenían sobrepeso. Como facturar una maleta extra es más barato que pagar tantos kilos de sobrepeso, decidimos ir a comprar otra más. Bien, yo soy una de esas personas que necesita tener todo bien organizado y preparado. Por lo contrario, me pongo muy muy nerviosa. Podéis imaginar la angustia que sentía en ese momento. Mi hermana tuvo que dejarme en el lobby del hotel para que me centrase en tranquilizarme y ella se fue sola a comprar una maleta. ¡Nunca más!

trucos hacer maleta

Nuestras 80 maletas al volver de Nueva York

2️⃣ Huelga de maleteros

Mi otra mala experiencia no dependió de mí, sino de la compañía con la que volaba, Ryanair. Terminaba mi año erasmus y me tocaba volver de Lille a Madrid. La cara que se me quedó cuando me llegó un correo de Ryanair para decirme que debido a una huelga no se podía facturar fue épica. Me puse en contacto con ellos para contarles mi situación. La única solución que me dieron fue cambiarme el vuelo a un día más tarde. Finalmente, la huelga se prolongó y no se sabía hasta cuándo iba a durar. Al final volé el día previsto en primer lugar y dejé la maleta que tenía que facturar en casa de una amiga. Unase semanas más tarde, me la trajo voló ella a Madrid.

📝 Experiencias de otros bloggers de viajes

Así es amigos viajeros, no soy la única que ha tenido unos cuantos inconvenientes con el equipaje. Incluso los que tienen más experiencia viajando han tenido que pasar por situaciones parecidas, ya sea por fallos de los que han salido aprendiendo o por mala suerte.

Crónicas de una Cosmopolilla – Patri

“El segundo viaje en avión que hice en mi vida fue a Roma y no pude tener peor suerte: me perdieron la maleta. Más bien se les olvidó en Madrid. Fue una experiencia horrible de andar reclamando en el aeropuerto y esperar… Unas valiosas horas que perdí en lugar de estar visitando la ciudad. Al día siguiente me la llevaron al hotel pero yo ya había aprendido la lección. La maleta de ruedas se quedó relegada a viajes en tren y bus. Ahora, mi mejor compañera de viaje se llama mochila. Intento cargar solo con lo imprescindible. Cada vez consigo reducir más el equipaje hasta el punto de que mis amigos se quedan impresionados. ¿Una semana en Marruecos? Mochila de mano. ¿Nueve días en Mauricio? También. Mi récord, tres semanas en Costa Rica y no facturé.”

¡Estoy lista! #Marruecos

A post shared by la cosmopolilla (@lacosmopolilla) on

365 sábados viajando – Fran y Vir

“Somos de esas personas odiosas a las que, afortunadamente y tocamos madera, no nos han ocurrido catástrofes con el equipaje. Nunca hemos perdido una maleta o nos la han devuelto rota. Aunque siempre llevamos una muda de recambio en el equipaje de mano (últimamente muy pocas veces facturamos).

Sin embargo, sí que tenemos una anécdota muy curiosa con el equipaje facturado. Fue en Corea del Sur cuando en el aeropuerto nos hicieron abrir la mochila para revisarla. Encontraron un insecticida (la típica botella grande en spray) y nos prohibieron llevarla. En ese momento nos enfadamos bastante porque nos sorprendió que ese artículo fuera peligroso (en maleta facturada) y porque era muy necesario durante nuestro viaje de un año por el mundo! Los mosquitos eran nuestros principales enemigos”.

El hombre que viaja – Javier

“Una vez, al ir a facturar las maletas en un vuelo de Ryanair a la Toscana, tuvimos exceso de equipaje. Lo que hicimos fue usar unas bolsas de basura de un carrito de la limpieza que había cerca. Nos subimos al avión (éramos cinco) con las bolsas de basura al hombro, provocando la sonrisa o la admiración en algunos pasajeros.”

Quiero ver mundo – Valeria

“En un viaje que tuve que hacer por trabajo durante 1 mes por Estados Unidos, mi maleta apareció rota en la primera parada del viaje, en Nueva York. En el aeropuerto me proporcionaron otra de mejor calidad pero 3 veces más grande que la original. A la salida del aeropuerto, los de aduanas, me preguntaron si traía comida de España en la maleta. Tras una broma que malinterpretaron, puesto que dije que no, pero que con ese tamaño podría llevar una pata de jamón, me retuvieron en un cuartito durante 3 horas registrando toda la maleta y sometiéndome a un interrogatorio absurdo.

Una vez libre, y tras un par de días en Nueva York, tuve que seguir viaje a Boston. Mi nuevo maletón no apareció en la cinta de recogida de equipajes del aeropuerto, porque por algún motivo que desconozco acabó en Miami. Mi plan de trabajo de ir a varias ciudades en poco tiempo complicaba la entrega. No conseguí ver la maleta hasta mi vuelta a Nueva York. Durante el tiempo que estuve en Estados Unidos, tuve que renovar vestuario y como no quise seguir arriesgando con las facturaciones, compré una maleta pequeña que viajó siempre en cabina.”

Atlas de una Amazona – Amazona

“Dos cosas que siempre siempre llevo en la mochila son una cuerda y una pastilla de jabón lagarto. Para poder ir más rápido y más cómoda siempre viajo con poquísima ropa y voy lavando sobre la marcha. Para que os hagáis una idea pasé 20 días en Asia con solo tres bragas, así que cada dos días tocaba lavar. En total la mochila no pesaba ni 6kg, pero esto también tiene sus peligros.

En Sumatra aproveché un trekking de dos días para dejar en la lavandería prácticamente toda la ropa. Por lo general me lavo yo siempre mi ropa. Sin embargo, como iba a estar dos días en la jungla necesitaba que alguien me la lavara. Al volver del trekking, recogí la ropa y no fue hasta llegar a Java que me di cuenta de que faltaba la mitad de la colada. Por suerte fueron muy amables y me la enviaron pero tardó como una semana. Me tocó comprarme algo de ropa mientras tanto. Desde entonces si tengo que ir a la lavandería reviso bien lo que me devuelven, pero por lo general prefiero seguir lavándome la ropa yo misma.”

trucos hacer maleta

Amazona sigue usando la misma mochila desde que tenía 9 años e iba de acampada con los scouts.

Objetivo viajar – Alícia Bea

“Mi historial viajero está lleno de anécdotas relacionadas con maletas. Roturas, abolladuras, pérdidas, comida que se quedó por el camino… Mi peor experiencia, sin duda, cuando mi equipaje no llegó a Inari en mi primera escapada invernal a la Laponia finlandesa. Por suerte, al día siguiente la recuperé y pude cambiar mis zapatos de paseo por unas botas en condiciones. Esas diez horas rodeada de nieve con mi ropa térmica vete a saber dónde no se las deseo ni a mi peor enemigo. ¡Qué frío!

Por cierto, algo que mucha gente desconoce es que en el equipaje de mano solo se puede llevar un encendedor. Que tomen nota los fumadores porque a mí ya me han requisado unos cuantos en el control.”

Esto no es lo que pareze – MurZielaGa

“Nunca nos ha gustado facturar por temor a que nos perdiesen la maleta. Así que sólo lo hacemos cuando es estrictamente necesario. En nuestro viaje a Sudáfrica, donde era invierno (y aquí verano), teníamos actividades muy variadas. Esto nos impidió llevar todo lo que necesitábamos en equipaje de cabina. Así que facturamos una maleta en la que incluimos nuestras botas de trekking, equipo para el safari y lo más importante, los abrigos y llevamos otra con lo esencial en cabina.

Al llegar a Ciudad del Cabo nuestra maleta no estaba. Al día siguiente hizo muchísimo frío (unos 12 grados durante el día y nublado) y viento (encima hicimos un recorrido por la costa) y tuvimos que ponernos la poca ropa que teníamos. Helados y con miedo a constiparnos, nuestra pesadilla terminó con un final feliz. Recibimos nuestro equipaje al final del día. ¡Así sí pudimos disfrutar de Ciudad del Cabo!”
trucos hacer maleta

MurZielaGa en Ciudad del Cabo

Una chica trotamundos – Sade

“A mí me pasó con una crema de aloe vera, muy espesa. La llevé porque iba a viajar a un destino de playa, y el aloe vera sirve muy bien para regenerar la piel después del sol… Cometí el error de no guardarla dentro de una bolsa o un neceser. Durante el viaje y las diferentes escalas la crema petó, dejando toda mi ropa, zapatos y otras cosas embadurnadas de crema.

Hay que informarse bien de las cosas que se pueden llevar o no del destino. En Tanzania, por ejemplo, no dejan llevarse de recuerdo conchas de mar o coral superior a ciertas medidas. Yo llevé varias para casa, pero una me la prohibieron pasar porque pasaba de las medidas establecidas. En cambio, mi pareja se quiso traer árboles tropicales de Tanzania y eso si estaba permitido, pero quizás en cualquier otro país esté prohibido. Hay que informarse de las cosas que puedes llevarte y las cosas que no.”

Touristear – Verónica y Fer

“Una de las peores experiencias que hemos tenido con el equipaje en nuestros viajes, la vivió Fer con un amigo con el que viajaba, volviendo de Dubai. Como muchos sabéis en Dubai hay un gran mercado del oro, este lo compras al peso y en aquel momento estaba muy bien de precio. Todos compraron alguna cosita, de recuerdo o para regalar. Uno de sus amigos, además de que compró bastante, lo guardó en la maleta que facturó (Creo que le tenía mucha confianza al personal de los aeropuertos).

Cuando llegó a Madrid, y fue a recoger su maleta, no estaba. Tardaron en entregársela una semana. Cuando se la devolvieron estaba completamente rota, rajada, como si le hubieran dado martillazos. Le habían robado todo lo que traía de oro y lo que tuviera algún valor económico. Él estaba muy hecho polvo, porque todo lo que había comprado era para su mujer y su hija. ¡No le dejaron nada! Así que no hay que dejar nada de valor, o que parezca que lo pueda tener, en el equipaje que uno factura! O mejor, viajar siempre con equipaje de mano!”

Tierras insólitas – Erik

“Durante mi viaje por Vietnam, tomamos un sleeping bus de Ninh Binh a Hue. Según nos íbamos acercando a nuestro destino comenzó a llover. No amainó y se convirtió en un diluvio universal. Con tan mala suerte que entró agua al compartimento del equipaje, mojando por completo las mochilas. Tuve la suerte que siempre llevo la ropa separada en bolsas de conserva. Se me mojó la mochila pero la ropa quedó intacta.

El problema vino al visitar la ciudad. Aunque protegí la mochila de la cámara con una funda, el agua se las ingenió para llegar a su interior y calarme por completo los objetivos. Uno de ellos no sobrevivió y lo tuve que mandarlo al servicio técnico una vez aterrizado en casa.”

trucos hacer maleta

Maruxaina y su mochila – Maruxaina

“Sólo una vez la maleta no llegó al destino conmigo. Fue hace muchísimos años. Se quedó en París y me vi en Roma con un kit de supervivencia que incluía un pijama como de hospital y algunos artículos de aseo. La recuperé dos días después. Mientras me vestí con la ropa de otras voluntarias del proyecto al que iba. Nos sirvió para coger confianza más rápido.

Ahora es muy raro que facture pero es frecuente que me revisen y/o abran la mochila, el tener rastas y los prejuicios ayudan al registro aleatorio. Sí recuerdo una vez en la que nos pasamos sin saberlo del límite permitido en un bote de miel. Tras una larga charla con el policía rumano nos lo dejó pasar, pero tuvimos que decirle hasta la edad del destinatario del regalo. Creo que nuestras caras de por favor y el que fuese para una persona mayor le ablandaron y decidió saltarse la estricta norma.

Y sí, también he recurrido alguna vez a ponerme capas de ropa, cual cebolla, para no tener problemas con los tamaños y pesos de la mochila. Pero con un poco de humor y  una sonrisa se llevan mejor los pesados controles y pequeños inconvenientes de aeropuerto, ¡¡un viaje lo compensa siempre!!”

trucos hacer maleta

Maruxaina y su mochila

Como de costumbre, lector viajero, ahora es tu turno para darle al teclado. Cuéntame cuál de estos bloggers de viaje te parece que ha tenido la peor suerte. Si tú también has sufrido alguna adversidad en cuanto al equipaje, estaría genial si lo compartes también con los demás. Si conoces otros trucos para hacer la maleta, no dudes en dejar un comentario. ¡Hasta la próxima, amigos!

Trucos para hacer la maleta de viaje y no morir en el intento
5 (100%) 8 votes

SofiaPozuelo
sofiapozueloarto@gmail.com
18 Comentarios
  • Vir y Fran
    Posteado a las 20:29h, 04 Diciembre Responder

    Geniales consejos que uno no aprende hasta que ha hecho unas cuantas maletas jejeje Gracias por invitarnos a participar en el post, ha quedado muy chulo!! Un abrazo

    • sofiapozuelo
      Posteado a las 20:33h, 04 Diciembre Responder

      Muchísimas gracias Vir y Fran! Es cierto, hay que hacer unas cuantas maletas para ir aprendiendo truquitos. Aún así, hay veces que no importa la experiencia, como tengas mala suerte, puede pasarte de todo con las maletas! Gracias de nuevo por participar. 🙂

  • elenajimenezrodriguez
    Posteado a las 20:56h, 04 Diciembre Responder

    Puf el aloe vera por toda la maleta ¡Qué putada (hablando mal y pronto)! Sofía un post increíble, cada día te superas más, un besito!!👏🏻

    • sofiapozuelo
      Posteado a las 20:57h, 04 Diciembre Responder

      Ya ves… Tuvo que ser una experiencia mala, mala! Qué horror para limpiar todo! Muchísimas gracias, Elena! 🙂

  • DaniCollada
    Posteado a las 21:01h, 04 Diciembre Responder

    Muy bueno Sofi como siempre😜👌🏼 jaja

  • @lacosmopolilla
    Posteado a las 22:44h, 04 Diciembre Responder

    ¡Ha quedado muy bien! Gracias por contar conmigo, un besazo y a seguir viajando… Con mochila de mano je je
    Un besazo

    • sofiapozuelo
      Posteado a las 22:53h, 04 Diciembre Responder

      Muchísimas gracias, Patri! 🙂 Sí, con mochila de mano que así te ahorras muchas complicaciones! Jaja Un besito!

  • Elias
    Posteado a las 02:55h, 05 Diciembre Responder

    Me gusta mucho esto post 🙂 Muy informativo.

  • Alize
    Posteado a las 11:34h, 05 Diciembre Responder

    Uff el tema de la maleta es un mundo aparte… Yo siempre me hago una lista de lo que tengo que llevar, nunca meto muchas cosas, solo lo imprescindible… Pero lo que nunca consigo es no dejar la maleta para el último momento jajaja
    ¡Besotes!

    • sofiapozuelo
      Posteado a las 12:20h, 05 Diciembre Responder

      Hay que intentar mejorar ese punto, eh! 😜 Pero yo a veces también peco de hacerlo en el último momento, por mucho que aconseje no hacerlo! Jaja Muchas gracias por tu comentario! Un beso 🙂

  • Judith G. Noé
    Posteado a las 17:36h, 06 Diciembre Responder

    Post súper interesante! Consejos muy útiles 🙂

  • Lizeth Zurita
    Posteado a las 18:00h, 07 Diciembre Responder

    Un excelente post Sofía con consejos super útiles para todo viajero. Saludos😊

  • Carla
    Posteado a las 11:50h, 21 Marzo Responder

    Sofía, eres yo con 10 años menos!! Entre las 50 cosas sobre tí (que compartimos como la mitad) y los trucos sobre hacer la maleta que llevo años insistiendo a mis amigos somos iguales, jajajaja…
    Te sigo en IG y estaba deseando sacar un ratito para ponerme con el blog, te ha quedado genial, voy a devorarlo!

    Carla (summer_in_savannah)

    • SofiaPozuelo
      Posteado a las 11:55h, 21 Marzo Responder

      Awww Carla, qué ilusión me hace leer tu mensaje! 😉 Muchísimas gracias! Me alegra mucho que te guste! 🙂

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

Share This