Nuestro viaje a Turquía: sensaciones y emociones

Después de levantarme muy temprano durante estos días, hoy he abierto los ojos a las 6 de la mañana. Aquí sigo despierta así que he pensado que qué mejor momento que ahora, ya que acabo de volver de Turquía, para escribir un post sobre cómo ha sido nuestro viaje en general, mis sensaciones y experiencia en este país.

Por qué Turquía

Para empezar, quiero explicar por qué elegimos Turquía.

Estambul es una ciudad que me había llamado la atención ya por mucho tiempo. No está muy lejos de España y a la vez tiene una cultura que era totalmente nueva para mí. Mi intuición de que esta ciudad me encantaría no era errónea.

Por otra parte, si ponía un pie en Turquía, no podía irme sin visitar Cappadocia. La verdad es que no conocía Cappadocia hasta hace algo menos de un par de años. Un día me topé en Instagram con una foto en la que se veían decenas de globos en el cielo. Me quedé alucinada. Cuando vi que este mágico rincón del globo se encontraba en Turquía, lo tuve más que claro. El día que visitara Estambul, iría también a Cappadocia para contemplar uno de los paisajes más bonitos que se puede ver en nuestro planeta (no, no estoy exagerando).

Gracias Instagram por ser tan magnífica fuente de inspiración para mis viajes.

Me gustaría haber visitado otros lugares como Pamukkale o Éfeso pero no contábamos con los días suficientes. Más motivos para volver.

Turquía y su gente

Siempre digo que la gente de un país juega un papel enorme en tu experiencia e impresiones de éste.

¿Nos gustaron los turcos?

No. Más bien nos encantaron.

Siempre que hablo de la gente de un país me emociono bastante (soy de lágrima fácil). Simplemente, me parece precioso que personas que no te conocen de nada se interesen tanto por ti y pongan tanto ímpetu en ayudarte.

Los turcos son personas muy amables, hospitalarias y cercanas. Siempre están dispuestos a prestarte ayuda.

De esto me di cuenta a las pocas horas de llegar a la ciudad. Iba en el taxi de camino a Estambul y el conductor, un joven llamado Alí, compró botellas de agua a un vendedor en la carretera para los 3 (me alié con otras 2 personas para compartir gastos). Qué detalle tan bonito. Así, sin esperar nada a cambio. Me llegó al corazón.

También diría que los turcos son muy curiosos. De verdad, si vas a Turquía, no habrá turco que entable conversación contigo que no te pregunte que de qué país eres. Nos lo preguntaron tantas veces que ya nos hacía gracia. Supongo que les hace ilusión que estés visitando su país y quieren saber de dónde vienes.

Estambul

Estambul es una ciudad inmensa, una de las más grandes del mundo. La única ciudad que se encuentra en dos continentes: Asia y Europa. Está bañada por el Bósforo y el Cuerno del Oro.

Algo que me encantó de Estambul es que mires por donde mires, siempre encuentras buenas vistas. Podría pasarme el día entero yendo de terraza en terraza para alucinar una y otra vez con las vistas de la ciudad y sus impresionantes mezquitas.

De hecho, una de las primeras cosas que hice nada más llegar al hotel fue subir a la terraza ya que había leído que las vistas eran preciosas. Qué razón. Algunas de las mezquitas estaban iluminadas y yo no podía con tanta belleza. Me fui a la cama deseando que llegara la hora de ir al desayuno para poder contemplar las mismas vistas pero de día. Preciosas.

Si por fuera las mezquitas me encantaron, por dentro me sobrecogieron. Ésta soy yo visitando una mezquita. Tuve que cambiar un poco mi atuendo para poder entrar, pero mereció la pena.

Estambul es un viaje para todos los sentidos. No solo complacerás tu vista. Tu olfato viajará entre los cientos de olores que desprende el mercado de especias. Tu oído hará sorprenderte con cada llamada a la oración (bueno, menos con la de las 5 y media de la mañana, jaja). Tu tacto agradecerá cada último rayo de sol durante los preciosos atardeceres de Estambul. Tu gusto disfrutará de los sabores de la comida otomana.

Si tengo que describir Estambul con una sola palabra, diría que es IMPACTANTE.

Cappadocia

Tras 5 noches en Estambul, era el turno de conocer Cappadocia. La primera sorpresa nos la llevamos al salir del aeropuerto de Kayseri. Desde ahí se aprecia una imagen preciosa del Monte Erciyes. No tenía ni idea de su existencia hasta que lo vi, así que imaginad mi asombro. Sería la primera sorpresa de muchas.

¿Que deciros de Cappadocia?

Es un lugar de otro mundo. Sus valles, chimeneas de hadas, cuevas y, como no, el paisaje lleno de globos en el cielo te dejarán sin palabras. De verdad, es un lugar mágico.

Disfrutamos como enanos explorando varios de los rincones de esta región y quedándonos boquiabiertos con los paisajes tan especiales que Cappadocia ofrece.

Me hubiese quedado aquí por muchísimo más tiempo, ya que hay mucho que ver y en 2 días y medio solo nos dio tiempo a una parte. Más motivos para volver. Aunque el principal motivo por el que quiero volver ya lo sabéis muchos y es que…

Nos quedamos sin volar en globo

Así es, he estado en Cappadocia y no he volado en globo. Como yo, muchos. Sam, un joven del hotel donde nos quedamos (Koza Cave Hotel, lo recomiendo muchísimo), me dijo que hasta había tenido a gente llorando porque no habían podido volar en globo.

Como es obvio, era el momento del viaje que más estaba esperando. Nunca he volado en globo y hacerlo por primera vez en Cappadocia me parecía la ocasión perfecta. Me hacía tanta ilusión. Pero bueno, el tiempo a veces nos juega malas pasadas.

Al menos pudimos verlos volar el primer día, una experiencia también mágica. No podía quejarme. Otros van a Cappadocia y no solo no vuelan sino que tampoco tienen la oportunidad de verlos en el cielo. Me siento muy agradecida y afortunada por haber visto este paisaje tan bonito lleno de globos.

La verdad es que disfrutamos muchísimo de nuestra estancia en Cappadocia, a pesar también de que a Elías le dio fiebre el primer día y no hicimos mucho. El segundo día alquilamos un ATV y nos lo pasamos pipa explorando muchos rincones de este bello lugar. Fue uno de esos días que se quedan bien grabados en la memoria.

Volveremos y volaremos.

Quizá te interese: Preparativos y recomendaciones viaje a Turquía

¿Es Turquía seguro?

Cuando le decía a la gente que me iba a Turquía, muchos me preguntaban que si era seguro ir debido al terrorismo, su cercanía con Siria, etc.

Yo siempre respondía que esas cosas te pueden pasar en cualquier sitio.

De todas formas, sí, Turquía es seguro. No tiene porqué pasar nada.

Es cierto que este tema ha perjudicado mucho al sector turístico del país. En el hotel de Cappadocia me dijeron que antes de que todo se pusiera tan mal solían tener todo lleno. Llevaban un par de años peores pero ahora parece que va mejorando la cosa. Seguro que va a mejor poco a poco y las cosas vuelven a la normalidad.

Viajar sola a Estambul

Si seguisteis mi viaje, sabréis que estuve un día y medio sola en Estambul. Elías, mi pareja, no podía volar hasta el día 3 de abril. A mí el vuelo me salía mucho más barato el día 1 y me dije “¿por qué no?”. Normalmente cuando me hago esa pregunta, termino tomando acción. No podría haber sido mejor decisión.

Creo que desde mi aventura en solitario por Glasgow, me ha entrado el gusanillo de explorar ciudades en mi propia compañía. Si nunca lo has hecho, te animo a probarlo. De alguna forma, interactúas más con la ciudad y su gente.

Algunas chicas me escribieron para preguntarme si era seguro viajar sola a Estambul. La respuesta es un sí rotundo.

Caminé casi 30 kilómetros entre el día y medio que estuve yo sola por diferentes partes de la ciudad y no tuve ningún problema. En ningún momento me sentí insegura.

Eso sí, me habían advertido de que los turcos eran bastante ligones y puede que sea cierto… Un hombre de alrededor de 30 años que estaba sentado junto a un puesto de comida salió literalmente detrás de mí para preguntarme de dónde era, si necesitaba ayuda, etc. Todo de una manera educada. Al poco, me preguntó que qué iba a hacer más tarde. Le dije que ir a buscar a mi novio al aeropuerto. 😛 Ahí bajó su interés por mí. Me indicó cómo llegar a mi destino y se despidió.

Chicas, Estambul es seguro. Que no es frene nada, ni nadie.

¿Me ha gustado Turquía? ¿Volvería?

Turquía me ha encantado. Tenía muchas ganas de visitar este país y no me ha decepcionado en absoluto. Todo lo contrario, me ha sorprendido y me ha llegado al corazón.

Me ha encantado conocer una cultura con tradiciones distintas y unas ideas religiosas diferentes a las mías (no sigo ninguna religión). Cuando viajas te das cuenta de que en realidad todos somos muy iguales. Solo somos seres humanos, con los mismos sentimientos y ganas de vivir. Para mí, la religión, raza, estatus social, etc. nunca ha sido o será una frontera. Pero siempre viene bien refrescar estos valores de una forma tan bonita como adentrándose en la cultura de ese país. Vivan nuestras similitudes, ¡pero vivan aún más nuestras diferencias!

Me ha hecho mucha ilusión que muchas personas me hayan escrito diciéndome que por mi culpa ahora quieren ir a Turquía. Me encanta recibir ese tipo de mensajes. Una de las razones por la que hago todo esto es para inspirar a otras personas. Que gracias a las fotos y stories en mi Instagram a alguien le haya entrado ganas de visitar Turquía me parece un triunfo y me emociona mucho. Gracias.

La verdad es que recomiendo a cualquier personar viajar a Turquía. Hacedme caso, ¡me lo agradeceréis!

Turquía, te volveré a ver.

Nuestro viaje a Turquía: sensaciones y emociones
5 (100%) 2 votes

SofiaPozuelo
sofiapozueloarto@gmail.com
2 Comentarios
  • Adriana
    Posteado a las 09:43h, 13 abril Responder

    En octubre estaremos con mi marigo y amigos por Estambul. No podremos hacer Capadoccia..Pamukale y Éfeso ya que no tenemos dias suficientes..razón para volver. Me encanta tu relato y siempre pensé visitar Turquia como parte de un sueño que se complemebta con Egipto. Será un viaje d ensueño.

    • SofiaPozuelo
      Posteado a las 09:08h, 15 abril Responder

      Hola Adriana!! Aiix, una pena que solo podáis visitar Estambul, pero como dices, una razón muy buena para volver. Yo también tengo que volver que se me quedaron muchos sitios en la lista. ¿También vais a Egipto? Qué pasada… Tengo muchas ganas de ir!! Un abrazo y pasadlo genial!

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

Share This