Me encantan los desayunos, pero esos en los que terminas con el estómago bien satisfecho. Seguro que muchos me entendéis muy bien. Sin duda alguna me parece una de las comidas más importantes del día, hay que empezar siempre con energía. Por eso, ¿qué mejor que quedar con una amiga tempranito para compartir este momento tan especial del día?

Uno de los días de nuestra estancia en Estrasburgo decidimos hacer una excursión a Suiza. En un mismo día visitamos Zurich (de la que hablaré más adelante) y Lucerna. Debido a la corta estancia, no soy capaz de hacer una guía muy detallada de la ciudad, pero sí que os quería contar qué me pareció.

Entre Annecy y Estrasburgo teníamos unas cuatro horas y media de viaje, así que decidimos hacer un descanso largo en Lausana, una ciudad en el suroeste de Suiza bañada por el inmenso Lago Lemán. Nada más llegar fuimos a la Oficina de Turismo porque no teníamos ni idea de qué ver. Nos aconsejaron ir al centro histórico y visitar el puerto.

Si hace poco os hablaba de Lamucca de Pez, hoy os voy a dar a conocer otro restaurante del mismo grupo: Restaurante La Pescadería. Conocí este restaurante de la misma forma que el otro, paseando por Madrid. Íbamos en busca de un sitio para cenar, nos llamó la atención y decidimos entrar para probarlo. Fuimos afortunados porque aunque estaba lleno de gente, no nos tocó esperar.

Algo que hice en mi última visita a Nueva York y que recomiendo muchísimo es disfrutar de las vistas de Manhattan, pero desde fuera de la isla. En mis anteriores visitas a Nueva York, subí al Empire State y al Rockefeller y también es una experiencia que recomiendo, ya que es impresionante y las vistas son también muy buenas.

En nuestro séptimo día de viaje salimos temprano de San Francisco con dirección a Yosemite. Para quienes no lo conozcáis, el Parque Nacional de Yosemite es famoso por sus acantilados de granito, saltos de agua, gran diversidad biológica y, por supuesto, su inmensa belleza. Ocupa cerca de 3000 km² y está situado en California, a unos 320 km de San Francisco.

Redactando estos posts sobre el viaje me he recordado a mí misma lo bonita que es San Francisco. Es una ciudad con mucho que ofrecerte, que te inspira y llega al alma. Me encantaría poder volver y seguir curioseando por sus calles y rincones más encantadores. Pero de momento me tendré que conformar con escribir sobre mis días en este precioso lugar del mundo.

¡Por fin nuestro primer amanecer en San Francisco! Nos levantamos temprano, teníamos mucho que explorar por este bello lugar. Nos recargamos de energía y salimos a patearnos la ciudad. Paseamos por Alamo Square, donde se encuentran las famosas Painted Ladies (Steiner Street), un conjunto de casas de estilo victoriano pintadas de diferentes colores. En general, todas las casas de esta zona son muy coloridas y llamativas.

Pin It on Pinterest