Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
brihuega

Campos de lavanda de Brihuega: Guía de visita

Los campos de lavanda de Brihuega son, actualmente, el mayor atractivo internacional de la provincia de Guadalajara y, casi, de toda Castilla La Mancha, al menos, durante el periodo de tiempo que la floración de la planta tiñe de morado intenso el paisaje. Y es que de un tiempo a esta parte, y gracias sobre todo a Instagram, el mes de julio es sin duda alguna, el mes más morado del año.

Desde que a finales de junio, con la llegada de los primeros calores, la planta de lavanda empieza a coger altura y su flor va tornando su color hacia un morado cada vez más intenso, son miles de personas las que acuden hasta este punto de la geografía castellana para disfrutar de un espectáculo único para los sentidos.

Personalmente para mí es uno de los momentos más especiales del año. Tengo la suerte de estar cerca de los campos de lavanda y puedo ir viendo su evolución semanal durante los meses de junio y julio. Realmente es algo espectacular que recomiendo a todos visitar al menos, una vez.

Divisar los campos con la sensación de que el manto morado no tiene fin, inspirar profundamente el aroma de la lavanda y escuchar a millones de abejas polinizando con su zumbido… Es hipnotizante y 100% recomendable (y no por la foto para redes).

Contenido de este post

Origen del cultivo de lavanda en Brihuega

campo de lavanda
Lavanda

La lavanda es una de las plantas aromáticas por excelencia a lo largo de la historia. Su aroma y propiedades relajantes la han convertido en un básico en los botiquines naturales.

Su belleza conquista a todos los públicos ocupando espacios privilegiados en la decoración del hogar e incluso, en ramilletes de novias y centros de mesa.

Los inicios de la lavanda: Edad Media

El cultivo de la lavanda tiene sus orígenes en la antigüedad y es que según se cree, esta planta proviene de la región mediterránea, incluyendo las áreas de Europa y África del Norte. Por aquel entonces, ya los egipcios, griegos y romanos utilizaban la lavanda por sus propiedades aromáticas pero sobre todo, medicinales. Y es que ya en su nombre desvela gran información sobre su esencia y poder, ya que el término “lavanda” proviene de “lavare” (en latín “lavar”) debido a su uso en baños y rituales de limpieza.

Durante la Edad Media, la lavanda era muy valorada como desinfectante, aprovechando además que conjuga a la perfección su poder limpiador y repeledor de insectos con un aroma relajante y especial. A raíz de estos usos, los monjes medievales decidieron apostar por su plantación y explotación siendo este el momento de despegue de la lavanda como planta aromática. Ellos la incluyeron como imprescindible en ritos y espacios religiosos.

Expansión de la lavanda y sus cultivos

Con el tiempo y la demanda de uso de la lavanda, sus cultivos se fueron extendiendo por toda Europa llegando a la Provenza Francesa, lugar actual de referencia para los amantes de la flor morada.

El terreno así como las condiciones climáticas de la zona, en Francia, resultaron ser perfectos para la proliferación y producción de la lavanda posicionándose hoy en día como referente mundial para su cultivo, atrayendo a curiosos de todo el mundo.

El cultivo de la lavanda en Brihuega

Brihuega y, en realidad, toda la Alcarria siempre ha sido tierra de cultivo de cereal, lo que representaba la mayor fuerza económica de la región (algo que hoy en día sigue siendo así). Al igual que ocurrió con la Provenza, la llegada y proliferación de la lavanda en la zona fue fruto de las excelentes condiciones climáticas y de suelo a lo que se añadió la experiencia existente en el cultivo.

La llegada de la lavanda a Brihuega fue fruto de la curiosidad viajera de uno de sus lugareños. Concretamente fue Álvaro Mayoral, maestro del pueblo que allá por los años cuarenta y veraneando en la Provenza decidió, tras quedar enamorado por los campos de lavanda, incluir en su maleta de vuelta unos esquejes de lo conocido como “lavandín” (un híbrido entre la lavanda y el espliego).

A su regreso, su empeño en plantarlos y hacer que crecieran fue el punto de partida a todo un movimiento económico para la región.

Fue el 8 de septiembre de 1963 cuando desembarcó en Brihuega con 30 plantas de lavandín que por el camino, se habían secado. Su empecinamiento no le hizo desfallecer e insistió en que se le enviasen semillas. Él quería los campos de lavanda en su pueblo.

La actividad no era nueva en la zona ya que por aquel entonces ya se destilaban en calderas ambulantes los restos de espliego tras la recogida convirtiéndo en esencia. Álvaro con una mentalidad soñadora y emprendedora identificó que económicamente era mucho más rentable la lavanda que el trigo o la cebada (que requerían de mucho esfuerzo para obtener menores beneficios).

A día de hoy ha aportado un nuevo motor económico y una gran fuente de ingresos a la región por la producción de la planta y sus derivados (esencias) así como por el revuelo turístico que ha generado en los últimos años.

Cómo llegar a los campos de lavanda de Brihuega

lavanda brihuega
Campo de lavanda de Brihuega

Toda la comarca de la Alcarria en la zona de Brihuega – Caspueñas y alrededores están plagadas de campos de lavanda. Llegados el momento de la plantación (otoño), todos los esfuerzos se centran en la siembra de la que será la planta aromática por excelencia.

Si todo va bien y las condiciones meteorológicas son las apropiadas durante el año, a mediados del mes de junio ya se puede percibir la altura idónea de la planta, momento en el cual el morado, comienza a hacer su aparición.

A partir de entonces y “con los calores propios del verano” el color será más intenso por días (comprobado, es alucinante el cambio día a día). Arranca entonces la temporada perfecta para acudir a los campos de lavanda de Brihuega y disfrutar del espectáculo.

💡 El mes de la lavanda es julio. Durante todo el més Brihuega está engalanada para la ocasión: hay puestos por todo el pueblo con artículos hechos con lavanda, los campos están preparados para las visitas guiadas, hay actividades especiales como conciertos o picnics al atardecer.

Campos hay bastantes, cada uno de ellos con sus particularidades que lo hacen especial. Son todos bonitos (de verdad) y ya dependerá de ti si quieres ver los que el ayuntamiento de Brihuega recomienda y tiene preparados o si quieres indagar por tu cuenta y buscar otras opciones de los alrededores.

Ir a Brihuega en coche

Para llegar a los campos de lavanda en coche hay que ir hasta Brihuega: carretera nacional A2 sentido Zaragoza / Barcelona. Tomar la salida 73 – Torija / Brihuega.

Desde Madrid se tarda literalmente (sin incidencias ni tráfico extra) poco más de 1 hora.

Ir a Brihuega en autobus

Si prefieres ir en autobús, la empresa que hace el recorrido es Samar. En Madrid tiene salida en la estación de autobuses de Méndez Álvaro.

Puedes consultar salidas y horarios aquí.

Llegar a los campos de lavanda desde Brihuega

Una vez en Brihuega, llegar a los campos de lavanda no tiene pérdida. Está muy bien indicado, sobre todo si vas en coche. Están a tan sólo 5 kilómetros del centro del pueblo (me refiero a los campos más habituales, visitados y preparados).

A medida que te vas acercando a los campos ya se puede divisar la lavanda así que cuidado, no despistarse conduciendo porque son realmente bonitos.

Siguiendo las indicaciones se llega a la entrada de los campos donde hay un parking muy bien señalizado. Los campos “indicados” para visitar son estos (ver aquí) y aunque no hay entrada ni coste que pagar, se suele dejar “la voluntad” (3€).

Otra opción muy recomendable sobre todo si es la primera vez es optar por una visita guiada: estas son los viernes, sábados y domingos del mes de julio de 19 a 20.30 h. Hay que realizar la reserva a través de la oficina de turismo de Brihuega.

🎟️ Aparte de conocer los preciosos campos de lavanda, no dejes de recorrer las calles de Brihuega. Para conocer esta bonita localidad junto a un guía, recomendamos hacer este free tour por Brihuega. Gracias a las 2 horas y media de recorrido, conocerás la historia del lugar.

Cuándo ir a los campos de lavanda de Brihuega

campos de lavanda de brihuega
Campo de Brihuega
lavanda
Lavanda

Aunque el mes de julio es el mes álgido de la lavanda porque esta está en su máximo esplendor, dependiendo de cómo esté yendo el verano y sobre todo, del calor más o menos intenso, a partir de mediados de junio ya se empieza a ver bien el morado de los campos.

A mí personalmente me encanta la última semana de junio… La lavanda ya se ve morada, los campos están en silencio, en soledad y aún no suele hacer demasiado calor. El espectáculo es realmente único.

Si quieres disfrutar del “momentazo lavanda” entonces es mejor esperar a cualquier fin de semana de julio, en los que además de los campos están las visitas guiadas y Brihuega es todo un festival “morado”.

Festival de la lavanda

Y por fin, tras todo un año de espera, a mediados del mes de julio (depende del calendario) llega el Festival de la Lavanda. Vaya de antemano que las entradas se agotan rápidamente y sobre todo, los alojamientos. Si estás pensando en ir, yo empezaría a planificarlo y reservar… ¡Ya!

Brihuega sólo cuenta con 4 hoteles. Recomendamos los siguientes:

Desde 2015 la Asociación Cultural de la Lavanda (sin ánimo de lucro) organiza esta fiesta con el objetivo “de fomentar en la sociedad el aprecio, la comprensión y el aprendizaje de la flor de la lavanda y su cultivo sostenible. Así como apoyar, promover y desarrollar el conocimiento, la investigación y la innovación de los cultivos de la lavanda”.

Sea como sea, es un momento único en el que no solo disfrutar de la lavanda, sus campos y el pueblo en su máxima expresión sino además, asistir a conciertos de artistas de primer nivel en un enclave único (los conciertos se desarrollan en los propios campos de lavanda, lo que aporta un escenario para soñar).

Actualmente el Festival es reconocido internacionalmente asistiendo público de diferentes partes del mundo. Según hemos podido comprobar en la última edición (2023), la afluencia de turistas internacionales ha sido abrumadora destacando orígenes tan dispares y lejanos como Corea, Australia o EEUU.

Sinceramente es una experiencia inolvidable para disfrutarla y recordarla. Eso sí, como apunte y particularidad, si tienes entradas para el festival, ve preparando tu look “total white”. La organización así lo pide con el objetivo de mantener la armonía visual entre el morado y el blanco.

Para consultar toda la información del Festival de la Lavanda, sus próximas fechas y curiosidades, esta es su web oficial. Hay diferentes opciones de entradas y actividades entre las que elegir.

Consejos para visitar los campos de lavanda

campos de lavanda brihuega como llegar
Brihuega, Guadalajara

La lavanda está para disfrutarla. Lo bueno es que para los que vivimos en Madrid o cerca, tenemos uno de los espectáculos más imponentes de la naturaleza a pocos kilómetros de casa. Esa oportunidad no hay que desaprovecharla.

Si ya tienes pensado acudir el próximo mes de julio a Brihuega para descubrir los campos de lavanda, estos tips pueden ayudarte a tener una experiencia aún mejor:

  • Reservar con antelación: con toda la que puedas porque Brihuega es un pequeño pueblo que en nada, está viviendo una revolución impresionante. La verdad es que lo están haciendo genial y se están adaptando con mucha rapidez y calidad pero sólo cuenta con 4 hoteles (uno de ellos de lujo – 5* abierto en verano 2023) y algunos restaurantes. Si tienes claras las fechas, no hay más que reservar cuanto antes. Así empiezas tu viaje con tranquilidad y éxito.
  • Calor: el mes de julio en España y concretamente en la zona centro (Castilla La Mancha) es el mes de más calor (muy mal se tiene que dar todo para que esto no sea así). Hay que mentalizarse de esto e ir preparado. Escoger las horas de menos calor para visitar los campos evitando los medios días. A todo el mundo le gusta el atardecer pero yo (y esto es algo muy personal) me encanta el amanecer y las horas tempranas en la mañana, ver los campos y después ir a desayunar a La Celestina (en el centro de Brihuega) es uno de mis planes favoritos de esta época.
  • Vestir de blanco para las fotos: Estoy convencida de que si vas a la lavanda, volverás con la memoria del teléfono repleta de fotos. Aunque parezca “una pijada” lo de vestir de blanco para visitar los campos, tiene todo su sentido. Lo más potente de la lavanda es su color morado intenso. Vestir de colores va a robar protagonismo a la flor y al manto morado que se forja. Es verano, mucho calor… Pues más que justificado por todos lados ir de blanco. Al mirar las fotos lo agradecerás.
  • Otras formas de ver la lavanda: además de ir en coche o autobús a los campos de lavanda, disfrutar del festival, contratar una visita guiada o apostar por el momento romántico del cava y picnic en el campo, hay otras opciones para los más aventureros. Si te gustan las alturas te recomendamos este paseo en globo por los campos de lavanda. El mejor dron, el de toda la vida para ver desde arriba la inmensidad de los campos.

Brihuega más allá de la lavanda

brihuega guadalajara
Brihuega
que ver en brihuega
Paraguas morados

Aunque actualmente Brihuega es mundialmente conocido por la lavanda (y fantástico porque ha traído mucha actividad y riqueza a la zona), tanto el pueblo como la comarca de la Alcarria tiene muchísimo por ofrecer.

En este completo post puedes encontrar todo lo que hay para ver y hacer en Brihuega. En él encontrarás recomendaciones de hoteles, restaurantes y algún que otro sitio en particular. También puedes echar un vistazo al siguiente mapa:

Para conocer en profundidad y detalle el pueblo, apuesta por este free tour por Brihuega. Es la mejor forma de “pasear Brihuega”.

Venir a Brihuega y disfrutar de los campos te llevará un día, así que te proponemos alargar la escapada y aprovechar para descubrir otros puntos de interés cercanos. Igualmente, los pueblos de Guadalajara son muy bonitos, interesantes y un retazo de la historia de nuestro país. Estos son nuestros 7 pueblos recomendados de Guadalajara, entre los que se encuentran localidades como Trillo o Sigüenza.

Hasta aquí el repaso en detalle sobre la interesante historia de la planta aromática de la lavanda, su establecimiento en Brihuega (Guadalajara) y todo lo que puedes vivir con ella durante el mes de julio de cada año. ¡Anímate a visitarla! Seguro, no te dejará indiferente.

Picture of María Alcaraz

María Alcaraz

¡Hola! Soy María, redactora en este blog de viajes. Me apasiona viajar para descubrir cosas nuevas, leer, pintar... Soy del team té y cazo cafeterías bonitas.

↠ Reserva free tours y visitas guiadas en Civitatis o GetYourGuide. Siempre uso estas plataformas para consultar las actividades organizadas que hay en el destino.

↠ Para pagar con tarjeta en moneda extranjera o sacar dinero de cajeros, siempre uso esta tarjeta (hay planes gratuitos y de pago). ¡Es la que mejor funciona!

↠ Viajar con seguro de viaje a un destino en el que no cuentes con la sanidad cubierta es un básico. Consigue tu seguro un 5% más barato desde este enlace.

↠ Si quieres tener internet en tu destino desde que aterrizas y no quieres perder mucho tiempo, nada como esta eSIM. Usa el código «comeamaviaja» para un 5% de descuento.

↠ Consulta las ofertas de Booking, plataforma que siempre uso, ya que siempre encuentro muy buenas opciones gracias a su buscador con filtros.

↠ En los destinos en los que necesito alquilar coche, siempre consulto los buscadores de Discover Cars y Auto Europe. ¡Te los recomiendo!

↠ Si aún necesitas comprar los vuelos de tu viaje, no hay mejor buscador que Skyscanner (aunque siempre te recomiendo reservar el vuelo en la web de la compañía).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *