Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
la granja de san ildefonso que ver

Qué ver en la Granja de San Ildefonso

Hay varios lugares que me encanta visitar a los que voy cada vez que estoy agobiada o cansada. Son destinos cercanos a Madrid a los que puedo ir en un día o si me quedo a dormir, no me supone un gran viaje. Allí puedo leer, dibujar y reconectar gracias a la atmósfera que se respira. Uno de estos lugares está aquí al lado y hoy te lo mostraré en detalle. Vamos a descubrir juntos qué ver en la Granja de San Ildefonso. Ese microcosmos por el que parece no pasar el tiempo y que se quedó anclado en la época más opulenta de la Monarquía española. Hoy visitamos la Granja de San Ildefonso.

Elige tu momento para hacer esta escapada perfecta desde la capital o desde cualquier otro punto de Castilla y León. La Granja está ubicada en un paraje espectacular de naturaleza y es perfecta para cualquier época del año. Cada estación ofrece colores únicos que la maquillan con detalle para extraer de ella aún más belleza de la propia y habitual.

Hoy te invito a adentrarte en este cuento de príncipes y princesas y caminar por uno de los jardines más bellos de nuestro país.

Contenido de este post

Cómo llegar a la Granja de San Ildefonso

Descubre la majestuosidad de La Granja de San Ildefonso, uno de los pueblos más bonitos de Segovia y lugar que te transportará a la elegancia de la realeza en una jornada inolvidable. Es muy fácil llegar a ella y estar “apartada” de la vorágine y la velocidad no complica su acceso.

  • Llegar desde Madrid:

El trayecto desde la capital, Madrid, hasta La Granja es una escapada fácil y también fascinante. A unos 80 kilómetros al norte, el viaje en coche a través de la Autovía A-6 te lleva por paisajes cambiantes, sobre todo, dependiendo de la estación del año.

También puedes optar por el cómodo servicio de trenes que conecta Madrid con la estación de Segovia (AVE y Cercanías), desde donde puedes tomar un corto trayecto en autobús o taxi hasta La Granja.

  • Llegar desde otros puntos de España:

Para aquellos que venís desde otras regiones, La Granja se encuentra estratégicamente ubicada. Desde Valladolid, Salamanca o Burgos, las carreteras bien conectadas facilitan el acceso en coche. Los servicios de trenes y autobuses regionales también ofrecen opciones cómodas para llegar a este tesoro desde distintos puntos de España.

Origen de la Granja de San Ildefonso

No quiero extenderme mucho en este punto para no robar protagonismo a lo importante, todo lo que hay que ver en la Granja de San Ildefonso pero me parece un lugar al que hay que llegar conociendo mínimamente su historia. Si no, será muy difícil entender el porqué de sus espacios, edificios y lo que allí se vivió antaño.

La historia de La Granja de San Ildefonso se entreteje con el esplendor de la realeza española. En el siglo XVIII, el rey Felipe V, fascinado por la belleza de los Alpes, anhelaba recrear esa majestuosidad en España. Así nació la idea de construir un Palacio Real rodeado de exuberantes jardines en las faldas de la Sierra de Guadarrama como lugar de recreo a media distancia de Madrid (en la época, estos 80 kilómetros eran bastante).

Diseñado por los arquitectos Teodoro Ardemans y René Carlier, el Palacio Real de La Granja se convirtió en una residencia de verano para la monarquía española. Su construcción comenzó en 1721, y durante décadas, fue testigo de eventos significativos, desde bodas reales hasta cuestiones de Estado.

Los magníficos jardines, inspirados en la estética francesa, fueron trazados por el paisajista René Carlier. Fuentes, estatuas y parterres se entrelazan en una coreografía visual que culmina en la grandiosa Fuente de la Fama. Cada rincón cuenta una historia, desde los Jardines de las Estatuas hasta los bosquetes que esconden fuentes sorprendentes.

A lo largo de los años, La Granja de San Ildefonso ha sido testigo de la vida y la intriga de la realeza, preservando no solo la elegancia arquitectónica, sino también el eco de susurros regios que parece que se escuchan aún en cada sala.

En la actualidad, La Granja desempeña un papel multifacético y significativo. Este enclave histórico, reconocido como Patrimonio Cultural de la Humanidad, ha evolucionado en una atracción turística de renombre. Visitantes de todo el mundo exploran el Palacio Real y los exquisitos jardines como un destino único.

Además de su atractivo turístico, La Granja sirve como escenario para eventos culturales y conciertos, aprovechando la grandiosidad de sus espacios. Como centro de investigación, se compromete con la preservación de su rica herencia arquitectónica y la diversidad biológica de sus terrenos.

Además, continúa siendo un lugar para celebraciones oficiales (la última de renombre fue la visita de las primeras damas de la OTAN), conectando su pasado regio con su relevancia contemporánea. Con programas educativos y actividades de divulgación, La Granja comparte su historia y cultura, manteniéndose como un tesoro vivo que fusiona la elegancia del pasado con la vitalidad del presente.

Qué ver en la Granja de San Ildefonso

Es el momento de comenzar nuestra aventura por uno de los lugares más especiales y mágicos de España. Ubicada en Segovia, la Granja de San Ildefonso es uno de esos puntos a los que sí o sí, hay que ir al menos, una vez en la vida, sobre todo, si tienes la suerte de vivir o pasar por España.

Su energía es única y te traslada a un estado de tranquilidad como pocos lugares lo logran. Es maravilloso pasear por sus jardines, descubrir todas las fuentes que lo adornan majestuosamente y por supuesto, transitar las múltiples e imponentes salas del palacio. 

Además, a las puertas del Palacio Real también se encuentra una muestra de árboles de gran tamaño de todo el mundo con información detallada de procedencia, edad y características. No sólo será un paseo agradable sino que además, sumarás muchos conocimientos sobre la flora de nuestro planeta.

Lo bueno es que el pueblecito de La Granja de San Ildefonso no son sólo el palacio y los jardines… Hay mucho más que descubrir y de lo que disfrutar. Vayamos paso por paso y punto por punto en este completo post de qué ver en la Granja de San Ildefonso.

Para entrar en el complejo real de la Granja de San Ildefonso tendrás que hacerlo por la archiconocida Puerta de Segovia. Es el punto donde todo cambia y parece que el tiempo se paró hace años. Se levantó en 1774 y desde entonces, da la bienvenida a todo el que visita este lugar mágico.

💡 Si también vas a visitar la preciosa ciudad de Segovia durante tu viaje por esta provincia de Castilla y León, te recomiendo este post sobre qué ver en Segovia en un día. Y si vas a pasar noche en la ciudad, no te pierdas las mejores zonas y hoteles donde dormir en Segovia.

1. El Palacio Real, lo mejor que ver en La Granja de San Ildefonso

Real Sitio de San Ildefonso

💡 Si quieres conocer todos los secretos y curiosidades de este lugar, nada como apuntarse a esta visita guiada del Palacio Real y sus jardines. Gracias a un recorrido de más de 2 horas, tendrás el placer de conocer la historia del lugar. El precio incluye el guía y la entrada.

Sin duda alguna, el punto clave neurálgico de la visita a la Granja de San Ildefonso será el Palacio Real. El Palacio Real de La Granja de San Ildefonso es un espléndido monumento arquitectónico del siglo XVIII, destinado a ser la residencia estival de la monarquía española. Una construcción que genera una imagen espectacular siempre abrigado y protegido por las montañas de la Sierra de Guadarrama. 

Diseñado bajo la dirección de Felipe V, el monarca borbónico, este palacio barroco y neoclásico fue concebido por los hábiles arquitectos Teodoro Ardemans y René Carlier.

Al cruzar sus imponentes umbrales, te sumergirás en la riqueza histórica de sus estancias. Los Salones de Audiencia, meticulosamente ornamentados, narran las decisiones trascendentales de la monarquía, mientras que los Aposentos Reales revelan cómo era la vida íntima de la realeza. Este palacio, con su elegante arquitectura y detalles exquisitos, es un testimonio tangible de una época pasada.

En cada rincón del palacio, desde las inmensas escaleras hasta los salones decorados, se encuentra un relato único que te conecta con la grandeza y la solemnidad de la monarquía española del siglo XVIII.

No escatimes en tiempo… Disfruta de todas las estancias del Palacio Real con calma. Se estipula que la visita tiene una duración de unas 2 horas o más, si estás interesado en conocerlo en profundidad.

Perteneciente a Patrimonio Nacional, el palacio puede ser visitado previa entrada. Suele estar abierto de martes a domingo (lunes cerrado) a partir de las 10:00h (al palacio se puede acceder hasta las 17:00h).  El precio de la entrada normal es de 9,77€. El acceso es gratuitos los miércoles y domingos de 15:00h a 18:00h (último acceso a las 17:00h).

2. Real Colegiata de la Santísima Trinidad

Una vez visto el Palacio, no te marches del recinto sin acudir al edificio contiguo. La Real Colegiata de la Santísima Trinidad, anexa al Palacio Real, añade una dimensión espiritual con su arquitectura neoclásica. Diseñada por Teodoro Ardemans y René Carlier, esta obra maestra arquitectónica destaca por su sobriedad y elegancia.

En su interior, la colegiata revela capillas laterales decoradas con opulencia, destacando la Capilla de la Inmaculada y la Capilla del Sagrario. La presencia de un órgano barroco añade una dimensión musical única. Eventos religiosos y culturales se llevan a cabo aquí, realzando la conexión entre la historia espiritual y la grandeza arquitectónica de La Granja de San Ildefonso.

Con su rica herencia artística, la Real Colegiata complementa la experiencia en este conjunto histórico, proporcionando una visión integral de su importancia cultural.

3. Museo de Tapices

Continuaremos la experiencia en el Museo de Tapices de La Granja, ubicado en el Palacio Real. Es un tesoro artístico que alberga una colección excepcional de tapices de los siglos XVII y XVIII. Este museo ofrece a los visitantes la oportunidad de sumergirse en la riqueza artística y la artesanía detallada de estas obras maestras textiles.

La colección incluye tapices flamencos y franceses, destacando por su calidad técnica y artística. Los temas representados en los tapices abarcan desde escenas mitológicas y religiosas hasta retratos y eventos históricos. Cada pieza revela el trabajo de destacados talleres y artistas de la época, proporcionando una ventana única a la vida cortesana y cultural del siglo XVIII.

4. Pasear por los Jardines Reales, de lo mejor que hacer en La Granja de San Ildefonso

jardines reales
Jardines Reales

💡 Puedes adentrarte en estos preciosos jardines por tu cuenta y explorarlos con toda la calma del mundo pero, si no quieres perderte ninguno de los rincones más bonitos, te recomiendo hacer este free tour por los jardines del Palacio Real. ¡Seguro que te sorprende!

Ahora es el momento de salir al exterior y disfrutar de lo que la naturaleza y los artistas florares pueden hacer juntos. Sumérgete en los jardines espectaculares que rodean el palacio.

Los Jardines Reales de La Granja de San Ildefonso son un tesoro paisajístico que encanta a los visitantes con su belleza y magnificencia. Diseñados por René Carlier, estos jardines barrocos son un reflejo de la influencia francesa, destacando por su simetría, fuentes monumentales y exuberante vegetación.

La extensión de los jardines (146 hectáreas) se despliega en varias terrazas que ofrecen vistas panorámicas del entorno. A lo largo y ancho de los jardines, se encuentran un amplio abanico de fuentes impresionantes entre las que destaca la majestuosa Fuente de la Fama, el icono central de los jardines, y la Fuente de la Cascada Nueva, que desciende por una serie de terrazas en un espectáculo acuático impresionante.

Los Bosquetes de la Reina y los Jardines de las Estatuas añaden encanto a la experiencia, mientras que el diseño cuidadoso de cada parterre y la variedad de flora crean un ambiente que invita a pasear y contemplar. Los Jardines Reales, con su fusión de diseño arquitectónico y natural, constituyen un componente esencial de la visita a La Granja de San Ildefonso, proporcionando un deleite visual y una conexión con la historia paisajística de la época.

5. Fuentes monumentales y estanques

que ver en la granja
Jardines Reales
fuente jardines
Fuente de la Cascada Nueva

A pesar de ser un destino de interior (La Granja está bajo las montañas de Guadarrama, en la meseta central de España), el agua es un elemento muy presente en todo este entramado. Por eso se dice que las cascadas y estanques de los Jardines Reales de La Granja de San Ildefonso añaden una dimensión acuática y escénica a este conjunto paisajístico. Diseñados por René Carlier en el siglo XVIII, estos elementos hidráulicos son un testimonio de la maestría en la arquitectura paisajística de la época.

Por eso, otra de las actividades para realizar en la visita a estos jardines de La Granja es acudir a cada una de las fuentes que están dispersadas. Maravíllate con estas fuentes monumentales que adornan los jardines y atrévete a hacer la ruta de las fuentes. La Fuente de la Fama, la Fuente de Neptuno y la Cascada Nueva son ejemplos impresionantes de arquitectura hidráulica del siglo XVIII.

Estas 26 fuentes de tamaño impresionante son una sinfonía acuática que añade un toque mágico a este paisaje barroco. Creadas bajo la dirección de René Carlier, estas obras son un testimonio especial de la época y lo que gustaba el alarde de opulencia.

Cada elemento acuático está integrado cuidadosamente en el diseño general de los jardines, añadiendo tanto a la estética como al sonido ambiente. Pasear por los senderos que rodean estas cascadas y estanques ofrece a los visitantes una experiencia multisensorial que conecta con la visión artística y la destreza técnica detrás de los Jardines Reales de La Granja de San Ildefonso.

6. Casa de Oficios

que ver en la granja de san ildefonso
Casa de Oficios

En la entrada del complejo de la Granja de San Ildefonso se encuentra este regio edificio de color ocre que a mí me parece estupendo y maravilloso. Es una parte esencial del conjunto arquitectónico y cultural de este enclave histórico.

Construida en el siglo XVIII, esta edificación alberga una serie de espacios destinados a diversos oficios y talleres que desempeñaban funciones cruciales para la vida cotidiana en la época. Un poco de cotidianidad para soportar tanta opulencia también está genial. Es el contrapunto de los dos mundos.

En su interior, los visitantes pueden explorar las distintas salas que representan los oficios tradicionales, desde la cocina hasta talleres artesanales. Los oficios que sustentaban la majestuosidad de los señores del Palacio. La arquitectura de la Casa de Oficios refleja el estilo de la época, con detalles que revelan la funcionalidad y la estética de las construcciones del siglo XVIII.

Visitar la Casa de Oficios proporciona una visión auténtica de la vida diaria en La Granja de San Ildefonso durante la monarquía borbónica. La cuidadosa preservación de este edificio histórico permite a los visitantes conectarse con el pasado y apreciar la importancia de los oficios y trabajos que contribuyeron al funcionamiento de este conjunto real.

7. Pueblo de La Granja de San Ildefonso

Una vez que hayas terminado la visita por el complejo de La Granja al que pertenece el Palacio Real, la Colegiata y los jardines entre otros puntos que hemos detallado, es el momento perfecto para adentrarte en el pueblo. La Granja de San Ildefonso es un pueblecito muy acogedor, pequeñito pero muy interesante. Ya que estás allí, no dejes de visitarlo y descubrirlo. 

Lo más interesante en el pueblecito es dar un paseo por sus calles descubriendo otros lugares en los que tomar algo y disfrutar de una tarde agradable. Acércate a la plaza donde se encuentra el ayuntamiento para conocer otra visión de este espacio y tampoco te pierdas la Puerta de la Reina. También puedes añadir si tienes tiempo el lugar del que te hablo a continuación.

💡 Si viajas en grupo y sois de esas personas a las que les gusta conocer los lugares en profundidad, podéis valorar hacer este tour privado por el Real Sitio de San Ildefonso, el que vosotros podréis elegir en qué lugares centraros.

8. Real Fábrica de Cristales de la Granja de San Ildefonso

La Real Fábrica de Cristales de La Granja es un histórico complejo industrial fundado en 1727 bajo el reinado de Felipe V. Es conocida por producir cristal fino de alta calidad. La fábrica ha desempeñado un papel crucial en la historia del vidrio en España y sigue siendo un testimonio de la artesanía y la tradición cristalera. Actualmente, la Real Fábrica de Cristales de La Granja ofrece visitas guiadas para conocer su historia y presenciar el arte del vidrio soplado.

Hasta aquí la visita detallada por este enclave que a mí, me encanta. Ahora ya tienes todo el detalle de lo que ver en la Granja de San Ildefonso.

Dónde dormir en La Granja de San Ildefonso

hotel la granja de san ildefonso
Fuente: Booking

Si has decidido alargar tu estancia en la Granja de San Ildefonso y pernoctar allí, hay lugares muy agradables. Es genial despertar allí con esa calma y atmósfera… Yo estoy deseando volver a dormir allí para descansar y leer tranquila. 

Entre los hoteles disponibles yo elegiría los apartamentos de Casa del Plantel, el Hotel AR Isabel de Farnesio (4*) y los apartamentos Casa Abuelo Juan (tampoco hay mucha más oferta pero esta tiene muy buena pinta).

Dónde comer en La Granja de San Ildefonso

Estoy convencida de que este paseo por los mágicos lugares que ver en la Granja de San Ildefonso te habrá dado hambre. Además, si eres un poco foodie y te gusta probar la gastronomía popular de cada lugar (una forma muy chula también de viajar), no puedes no probar el manjar de esta zona conocido a nivel internacional: los judiones de la Granja. Son tan espectaculares que además podrás comprar las judñuas para hacerlas en casa (pero mejor siempre primero, probarlo aquí).

Restaurantes hay varios entre los que puedes elegir. Cuando pasas la Puerta de Segovia, en esa alameda, a la izquierda, encontrarás restaurantes con salones interiores y también terrazas para disfrutar en primavera-verano.

Nosotros comimos en uno de aquí, en la terraza (un menú de diario que incluía judiones – 19€ por persona el menú de 2 platos, bebidas y postre). Muy buena calidad. El restaurante se llama El Europeo y lo recomiendo mucho.

Además, tienes el clásico restaurante del Parador de La Granja (más elevado de precio), Casa Zaca o El Hábito.

Y por supuesto, no puedo terminar este epígrafe sin recomendarte alguna cafetería. Si has leído alguno de mis posts, sabes que me encanta descubrir cafeterías allá donde vamos. Aquí hay una muy especial porque además de café y té tiene otra de mis grandes pasiones… Libros. Se llama Farinelli Librería Café y es realmente especial.

Mapa de qué ver en La Granja de San Ildefonso

En el siguiente mapa puedes ver los lugares mencionados en este artículo, tanto los sitios a visitar como los restaurantes y alojamientos recomendados.

Ahora sí, terminamos este gran repaso con detalle de lo que ver en la Granja de San Ildefonso. Espero que disfrutes de esta escapada y te puedas involucrar al máximo con la esencia del lugar. Te espero y te leo en comentarios porque me encantará saber si te ha gustado tanto como a mí.

Picture of María Alcaraz

María Alcaraz

¡Hola! Soy María, redactora en este blog de viajes. Me apasiona viajar para descubrir cosas nuevas, leer, pintar... Soy del team té y cazo cafeterías bonitas.

↠ Reserva free tours y visitas guiadas en Civitatis o GetYourGuide. Siempre uso estas plataformas para consultar las actividades organizadas que hay en el destino.

↠ Para pagar con tarjeta en moneda extranjera o sacar dinero de cajeros, siempre uso esta tarjeta (hay planes gratuitos y de pago). ¡Es la que mejor funciona!

↠ Viajar con seguro de viaje a un destino en el que no cuentes con la sanidad cubierta es un básico. Consigue tu seguro un 5% más barato desde este enlace.

↠ Si quieres tener internet en tu destino desde que aterrizas y no quieres perder mucho tiempo, nada como esta eSIM. Usa el código «comeamaviaja» para un 5% de descuento.

↠ Consulta las ofertas de Booking, plataforma que siempre uso, ya que siempre encuentro muy buenas opciones gracias a su buscador con filtros.

↠ En los destinos en los que necesito alquilar coche, siempre consulto los buscadores de Discover Cars y Auto Europe. ¡Te los recomiendo!

↠ Si aún necesitas comprar los vuelos de tu viaje, no hay mejor buscador que Skyscanner (aunque siempre te recomiendo reservar el vuelo en la web de la compañía).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *