Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
que ver en sitges

10 cosas que ver y hacer en Sitges

Sitges fue una de nuestras paradas antes de hacer la ruta por la Costa Brava. Si tú también la vas a visitar, te traigo los lugares que ver en Sitges imprescindibles. Tengo que reconocer que yo tenía mis reticencias sobre esta localización ya que siempre había escuchado que era un destino muy turístico y a mi me gustan más “íntimos”. Pero los prejuicios son eso, prejuicios y a menudo, basta con un ratito para desmontarlos. Esto me pasó en Sitges.

En el primer paseo cuando llegamos nos enamoró tanto, que es uno de nuestros pendientes para volver y quedarnos más días. Es un pueblo pesquero que ha ido creciendo sin perder su esencia y ahí es donde reside su magia. Lo puramente catalán convive a la perfección con el estilo, el diseño y la apertura al turismo. Nosotros fuimos en noviembre y estaba genial de gente (imagino que en verano será un poco más locura) pero fuera de la altísima temporada, es un auténtico disfrute.

Sitges es un rincón mediterráneo donde el sol acaricia playas doradas y la brisa marina te invita a explorar la magia que encierra cada rincón. En este artículo, voy a intentar mostrarte 10 cosas que hacer y ver en Sitges con detalle para que puedas conformar la ruta perfecta. Una guía pensada para todos los viajeros que buscan la combinación perfecta de relajación y descubrimiento.

Ajusta tus gafas de sol, ponte calzado cómodo y prepárate para sumergirte en esta lista de experiencias que harán que tu viaje a Sitges sea inolvidable.

Contenido de este post

Cómo llegar a Sitges desde Barcelona

Antes de sumergirnos en las maravillas de Sitges, es crucial conocer la mejor manera de llegar a este paraíso costero. Sitges, estratégicamente situado en la costa catalana, protegida por las montañas del parque natural del Garraf, ofrece diversas opciones de transporte y conexiones para que tu viaje sea cómodo y sin complicaciones.

Si te encuentras en Barcelona, puedes llegar de las siguientes maneras:

  • En tren. La conexión ferroviaria entre Barcelona y Sitges es eficiente y cómoda. Desde la Estación de Sants en Barcelona, puedes tomar un tren de cercanías R2 Sud que te dejará en el corazón de Sitges en aproximadamente 40 minutos.
  • En coche. Si prefieres la libertad de explorar a tu propio ritmo, la carretera C-32 conecta directamente Barcelona y Sitges. El viaje en coche dura alrededor de 40 minutos, dependiendo del tráfico.
  • En autobús. Varias compañías de autobuses, como Monbus y ALSA, ofrecen servicios regulares desde la Estación de Autobuses Barcelona Nord hasta Sitges, con un tiempo de viaje de aproximadamente 50 minutos (el E16 suele ser la línea más regular entre estos dos puntos).

Qué ver en Sitges

Una vez en Sitges, es el momento de ponernos en ruta para conocer los 10 puntos clave de la localidad. Con ellos, podrás hacerte una idea real de la cultura costera catalana y además, adentrarte en su esencia.

🎟️ Puedes visitar esta localidad por tu cuenta perfectamente pero si, más allá de recorrer los imprescindibles que visitar en Sitges, quieres empaparte de su historia y descubrir datos muy interesantes, nada como animarse a hacer esta visita guiada por Sitges.

1. Paseo marítimo y playas de ensueño

paseo maritimo sitges
Paseo marítimo de Sitges

Una de las grandes ideas es comenzar la ruta de 10 cosas que ver en Sitges con un relajante paseo por su encantador paseo marítimo. Es uno de los paseos más agradables por los que hemos paseado en este viaje. Es muy amplio y el mar realmente, cuando el sol cae sobre él, tiene un color dorado único.

Desde ahí puedes descubrir las playas doradas que bordean la costa, como la Playa de San Sebastián y la Playa de la Fragata. Sumérgete en las aguas cristalinas o simplemente disfruta del sol mediterráneo mientras absorbes la atmósfera serena.

Si estás por desayunar te aconsejo mucho hacer parada en Federal Café (es el mismo que hay en Madrid y Barcelona). Sus huevos benedictinos son de otro nivel y además allí encontrarás café de especialidad, té matcha y chai y unas tortitas que te darán energía para seguir disfrutando de la ruta por Sitges. Sin duda, este fue nuestro punto de partida aquél día por Sitges.

🛏️ ¿Aún sin alojamiento en Sitges? Hay opciones muy chulas (aunque caras), como Antonio’s House, Hotel Casa Vilella o Hotel El Xalet. Todos son hoteles con mucho encanto. Más abajo encontrarás otras recomendaciones de hoteles más económicos que también están genial.

2. Iglesia de San Bartolomé y Santa Tecla

Iglesia de San Bartolome
Iglesia de San Bartolome

Al final del paseo marítimo, aparece imponente la Iglesia de San Bartolomé y Santa Tecla, un hito arquitectónico y un lugar que ver en Sitges que es imposible perderse. De hecho, es muy agradable ir paseando mientras te acercas visualmente a este edificio.

Con sus raíces que se sumergen en el siglo XIV, se erige majestuosa en el núcleo histórico de Sitges, ofreciendo una fusión encantadora de estilos arquitectónicos góticos y barrocos. Su fachada, imponente y detalladamente ornamentada, invita a los visitantes a adentrarse en un espacio donde el tiempo parece detenerse.

Al traspasar sus puertas, el interior revela una riqueza artística y espiritual. La Capilla de Santa Tecla, un santuario decorado con devoción, sirve como homenaje a la patrona de Sitges. Retablos tallados y obras de arte sacro decoran la iglesia, creando un ambiente de serenidad y asombro.

Dentro se esconden algunos tesoros únicos como los Retablos del Rosario, San Telmo y la Virgen de los Dolores y el órgano barroco que aún está en funcionamiento.

La Iglesia de Santa Tecla es más que un monumento arquitectónico; es un testigo centenario de la espiritualidad y la comunidad de Sitges. A través de festividades significativas, como la Fiesta Mayor, la iglesia cobra vida, vibrando con la energía de la devoción y la tradición.

3. Museo Cau Ferrat

Para conocer y sumergirse aún más en el arte y la cultura de Sitges, visita el Museo Cau Ferrat. En él se encuentra la colección personal de Santiago Rusiñol, referente pintor, escritor y poeta catalán que encontró aquí su inspiración y retiro. Este espacio único no solo sirvió como hogar para Rusiñol, sino también como lugar de encuentro para artistas y pensadores de la época.

El museo conserva la distribución original de la residencia de Rusiñol, permitiendo a los visitantes sumergirse en el ambiente que inspiró al artista durante su estancia en Sitges.

El Cau Ferrat alberga una impresionante colección de arte modernista, con obras de Santiago Rusiñol, Ramon Casas, Isidre Nonell y otros artistas destacados de la época. Pinturas, esculturas y artes decorativas se exhiben con elegancia en este espacio singular.

Como epicentro del modernismo catalán, el museo refleja la estética y la innovación de este movimiento artístico. Los visitantes pueden apreciar muebles modernistas, cerámicas y objetos decorativos que encapsulan la creatividad de la época.

El Cau Ferrat cuenta con un hermoso jardín que ofrece vistas panorámicas del Mar Mediterráneo. Este espacio al aire libre agrega un toque especial a la experiencia museística, permitiendo a los visitantes disfrutar de la belleza natural mientras exploran las colecciones artísticas.

Además de ser un museo, el Cau Ferrat sirve como escenario para diversos eventos culturales, como exposiciones temporales, conferencias y actividades relacionadas con el arte y la literatura.

La visita al Museo Cau Ferrat ofrece una visión integral del modernismo catalán, mostrando cómo este movimiento influyó no solo en la pintura y la escultura, sino también en la arquitectura y la vida cotidiana. Si te apasiona el arte, es un punto indiscutible de la ruta.

A lo largo de los años, el Cau Ferrat se ha convertido en un lugar de encuentro para artistas contemporáneos, sirviendo como espacio vanguardista que promueve la creatividad y el intercambio cultural.

El museo está abierto al público y cuenta con facilidades para la accesibilidad. Se recomienda consultar los horarios de visita para planificar tu experiencia. El precio de la entrada general son 10€.

4. Palacio y Museo Maricel

Palacio y Museo Maricel
Palacio de Maricel

En el corazón de Sitges, el conjunto arquitectónico del Museo y Palacio Maricel te invita a hacer un viaje a través del tiempo y el arte. Este espacio único, que fusiona historia, modernismo y vistas al mar Mediterráneo, ofrece una experiencia cultural inolvidable. A continuación te detallo lo que hace de Museo y Palacio Maricel un destino imperdible.

Tanto el Museo como el Palacio Maricel son exponentes del modernismo catalán, destacando la riqueza arquitectónica y artística de principios del siglo XX.

En su interior alberga colecciones de arte que abarcan desde el Renacimiento hasta el Modernismo, proporcionando una visión integral de la evolución artística a lo largo de los siglos.

El Palacio de Maricel, con su diseño y ornamentación modernista, es una joya arquitectónica adyacente al museo. 

Una de las maravillas del museo es la Sala de Arqueología Submarina, que exhibe hallazgos arqueológicos del lecho marino frente a Sitges, agregando una perspectiva única a la historia local. Además ofrecen un interesante curso de submarinismo arqueológico que para los que amamos el mar como yo, es una gran actividad.

La ubicación a orillas del Mediterráneo añade un encanto especial, proporcionando una experiencia visual única que complementa la riqueza artística y cultural del lugar.

Este conjunto arquitectónico no solo es un destino turístico, sino también un componente vital que contribuye a la identidad artística e histórica de Sitges, sirviendo como un espacio de encuentro para la comunidad local y los visitantes.

Explorar el Museo y Palacio Maricel es sumergirse en un mundo donde el arte, la historia y la arquitectura convergen para crear una experiencia cultural que deja huella en cada visitante.

5. Plaza del Ayuntamiento

que ver en sitges
Qué ver en Sitges

Uno de los puntos claves del centro histórico (que encontrarás paseando por Sitges, cuando das la vuelta a la Iglesia de Santa Tecla) es la Plaza del Ayuntamiento. Es el epicentro vibrante de la localidad, donde la historia, la arquitectura y la vida cotidiana convergen para dar forma al alma de la ciudad.

El imponente Ayuntamiento, con su fachada emblemática, es no sólo el centro político sino un testimonio arquitectónico de la rica herencia que caracteriza a Sitges. Se le considera un faro cultural y muy activo.

La plaza es mucho más que un espacio físico; es un punto de encuentro dinámico. Aquí, locales y visitantes se entrelazan en una danza amistosa de actividades diarias. Cafeterías y tiendas circundantes crean un ambiente acogedor que invita a la pausa y a disfrutar del bullicio social. Sentarse allí es adentrarse de lleno en la vida popular de Sitges. Es el lugar donde el día a día cobra vida, donde los residentes comparten historias y los turistas se sumergen en la autenticidad local.

En la misma plaza que da alberga al Ayuntamiento también encontrarás el fascinante Museo Bacardí, alojado en el modernista Mercat Vell de Sitges. Este museo no solo desentraña la rica historia de Sitges, sino que también narra la fascinante saga de los indianos y la familia Bacardí. Sumérgete en la narrativa del proceso de producción del renombrado ron y la maestría detrás de la creación de irresistibles cócteles, que podrás disfrutar en su encantadora terraza.

Un dato crucial radica en la conexión profunda de Facundo Bacardí, el visionario fundador de esta emblemática marca, con Sitges. Su nacimiento en esta ciudad costera y su posterior éxito como indiano en Cuba añaden una capa especial de significado a este lugar. La historia de Facundo Bacardí se entrelaza con la riqueza cultural de Sitges, consolidando este espacio como un epicentro donde convergen el pasado ilustre de la ciudad y la innovación contemporánea enológica. Qué mejor que tomar un buen ron en Sitges sabiendo un poco más de su historia.

6. Patio Azul y Racó de la Calma

Entre las pintorescas calles de Sitges, hay dos tesoros escondidos que son dos auténticos refugios serenos y encantadores: el Patio Azul y el Racó de la Calma. Estos rincones, impregnados de calma y belleza, ofrecen una experiencia única para los que siempre buscamos escapar del bullicio y sumergirse en la autenticidad del lugar que visitamos.

Patio Azul, un remanso de tranquilidad

En el corazón de Sitges, el Patio Azul es un oasis de tranquilidad. Rodeado de arquitectura tradicional y plantas exuberantes, este patio invita a una pausa en la vida cotidiana para los locales. La atmósfera serena y la paleta de azules que adornan este espacio crean un ambiente único y por supuesto, si es azul, a mi me enamora.

Para los visitantes es perfecto para un descansito.

Racó de la Calma, encanto en cada esquina

A pocos pasos, el Racó de la Calma se revela como otro rincón encantador. Con su arquitectura típica y una placidez que se respira en el aire, este espacio es ideal para perderse en la paz del momento. Bancos sombreados y detalles artísticos embellecen este lugar, invitando al relax y a disfrutar del ambiente tranquilo que lo caracteriza.

Estos dos enclaves, el Patio Azul y el Racó de la Calma, se entrelazan con la esencia de Sitges, ofreciendo una experiencia única que trasciende el tiempo. Al explorar estos rincones serenos, puedes sumergirte auténticamente en Sitges.

7. Casco antiguo y callejones pintorescos

que hacer en sitges
Sitges
centro historico
Callejón

Uno de los mejores planes para disfrutar en estos pueblos costeros es sin duda pasear por el casco urbano. El paseo en sí mismo es lo mejor. Fue de lo que más sorprendió y es que sin duda, es súper agradable.

Adéntrate en el corazón histórico de Sitges explorando su casco antiguo. Recorre sus callejones adoquinados, descubre plazas llenas de encanto y maravíllate con la arquitectura tradicional. Piérdete y no una vez sino varias porque cada vez que pases por una misma calle, descubrirás nuevos lugares. Cada esquina revela la rica historia y la autenticidad de este pintoresco pueblo.

En nuestros varios paseos nos encontramos con lugares súper especiales como tabernas de toda la vida para hacer el vermut fuera, con la cerveza en mano y apoyados sobre la fachada (como hacen ellos, muy informal y compartiendo con amigos). También hay restaurantes súper agradables con pescado fresco del día.

Si eres amante del buen café, en pleno centro encontrarás una pequeña cafetería de especialidad, Mono. A nosotros nos cautivó tanto que repetimos y fuimos dos veces en el mismo día.

Y no te olvides de entrar en las tiendas de artesanía y decoración… ¡Qué maravilla! El arte en Cataluña es muy top.

8. Sitges y el cine

Sitges es famoso por muchos motivos como el sol, sus playas y su cultura pero sin olvidar su importante Festival de Cine, uno de los más representativos en el espectro del cine fantástico.

El Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya, conocido mundialmente como el Festival de Sitges, es un evento anual que transforma la tranquila ciudad costera en un epicentro cinematográfico vibrante y emocionante. Desde su inauguración en 1968, el festival se ha ganado una reputación como uno de los encuentros más destacados para amantes del cine fantástico, de terror y de ciencia ficción.

Durante más de cinco décadas, y como cada mes de octubre, el Festival de Sitges ha sido y sigue siendo el escaparate de películas innovadoras que desafían los límites del género cinematográfico. Directores visionarios y actores icónicos se congregan para presentar sus obras y participar en un intercambio único con un público apasionado. La ciudad se convierte en un crisol de creatividad, donde la magia del cine se fusiona con el encanto mediterráneo de Sitges.

Este evento anual no solo celebra las películas del momento, sino que también rinde homenaje a las leyendas del cine y sirve como plataforma para descubrir nuevas voces en la industria. Con una atmósfera efervescente, el festival ilumina las noches de Sitges con proyecciones al aire libre, eventos especiales y encuentros que conectan a cinéfilos con la esencia misma del cine fantástico.

El Festival de Sitges no solo es una celebración del cine; es un fenómeno cultural que transforma la ciudad en un lugar donde la imaginación cobra vida y las fronteras del cine se expanden. Esta conexión íntima entre Sitges y el séptimo arte, a través de su festival, crea un lazo indeleble que ha dejado una marca duradera en la historia cinematográfica y sigue atrayendo a amantes del cine de todo el mundo.

Toda la localidad rinde homenaje y tributo a este momentazo. Durante tu paseo encontrarás diferentes referencias y actividades que te acercarán más a este momento anual y fantástico.

9. Gastronomía local en el Mercado Municipal

Para terminar el paseo y la ruta por Sitges qué mejor que hacerlo descubriendo la gastronomía de la localidad. Y además hacerlo de forma auténtica. Dirígete al Mercado Municipal donde, además de comer, podrás rodearte de la esencia y la cultura local. Descubre productos de la tierra, degusta delicias frescas y sumérgete en la autenticidad de la cocina catalana todo en el Mercado Municipal.

Desde pescados y mariscos frescos del Mediterráneo hasta productos locales como quesos y aceites de oliva, cada rincón exhibe la frescura de la temporada. Y qué productos… ¡Todo riquísimo y fresco!

Explorar el mercado es un viaje sensorial, donde los vendedores apasionados comparten no solo productos, sino también historias culinarias. Degustaciones en vivo y demostraciones agregan un toque interactivo, permitiendo a los visitantes sumergirse aún más en la tradición gastronómica de Sitges. Además, pequeños restaurantes y cafeterías dentro del mercado ofrecen espacios acogedores para disfrutar de auténticas delicias locales, convirtiendo cada visita en una experiencia culinaria completa que captura la esencia de la cocina mediterránea.

Cada uno de estos 10 puntos clave que ver en Sitges te llevará a una faceta única de la localidad, tejiendo juntos una experiencia que captura la esencia de este encantador pueblo costero.

10. Playas de Sitges

playas de sitges
Playas de Sitges

Si tras esta ruta por la ciudad aún te queda tiempo y además te gusta la playa, no puedes perderte la costa. La zona ofrece un amplio abanico de posibilidades para disfrutar de una fina arena, un sol súper agradable y una temperatura de mar… ¡Perfecta! El Mar Mediterráneo es siempre una gran opción y en estas latitudes, es maravilloso. 

Sitges cuenta con una variedad de playas que se extienden a lo largo de su pintoresca costa. Aquí hay algunas de las playas más destacadas:

  • Playa de San Sebastián: Ubicada cerca del centro histórico, es una de las playas más emblemáticas de Sitges, conocida por su ambiente animado y sus aguas tranquilas.
  • Playa de la Fragata: Justo al lado de la Playa de San Sebastián, esta playa más extensa es popular entre locales y turistas, ofreciendo instalaciones y servicios diversos.
  • Playa de Balmins: Conocida por su ambiente relajado, esta playa se divide en dos secciones: una parte nudista y otra convencional, brindando opciones para diferentes preferencias.
  • Playa de Aiguadolç: Situada cerca del puerto deportivo de Aiguadolç, esta playa más tranquila es ideal para aquellos que buscan un entorno más apacible.
  • Playa de Garraf: Un poco más alejada del centro de Sitges, esta playa es más amplia y menos concurrida, ofreciendo un ambiente más tranquilo y natural.
  • Playa de Terramar: Situada alrededor del Club Náutico de Sitges, esta playa es conocida por su arena fina y sus aguas cristalinas.

Estas son solo algunas de las playas que Sitges tiene para ofrecer. Cada una tiene su propio encanto y carácter, adaptándose a diferentes preferencias y brindando opciones para disfrutar del sol y del mar en este encantador destino costero.

Dónde dormir y comer en Sitges

donde alojarse en sitges
Sitges, Barcelona

Sin duda alguna, un gran plan es poder quedarse a dormir en Sitges. Tengo que reconocer que los amaneceres allí son maravillosos. Sentarse en el paseo marítimo y ver cómo se levanta el sol por el horizonte es un combinado de energía y relax único.

Hoteles y alojamientos diversos no faltan. Eso sí, en temporada muy alta es mejor reservar con tiempo para que así no haya problemas. Desde aquí te recomendamos algunos hoteles que tienen muy buena pinta, buenas consideraciones y de precio medio:

Dónde comer en Sitges

Lo de comer en Sitges es otro asunto. Sería muy difícil elegir un sitio porque hay muchos y muy buenos. Nosotros somos de guiarnos por la intuición y vamos viendo lo que más nos “entra por los ojos”. En este caso así lo hicimos también y nos salió muy bien.

Elegimos un pequeño restaurante que tenía un apetitoso menú del día con sardinas y pescado a la plancha… ¡Delicioso! El restaurante se llama Altamar y tiene una terraza súper chula.

Además, otras recomendaciones habituales son Picnic Sitges o La Maror de Sitges.

Sea donde sea, si hay pescado… será delicioso y fresco.

Mapa de qué ver en Sitges

Ya tenemos todo lo necesario para hacer una ruta perfecta por la ciudad. Así, con este post, podrás descubrir las 10 cosas más interesantes que hacer en Sitges. Y para que no te pierdas nada… Te las dejamos localizadas en este mapa.

Con esto estaría todo. Si vas a viajar a otras partes del país, esta completa guía de España te ayudará a organizar tu viaje con detalle. Y mientras, yo te leo en comentarios.

Perfil de Autora
Autora María Alcaraz
María Alcaraz
Colaboradora en Come Ama Viaja

Free tours y visitas guiadas.
Tarjeta bancaria sin comisiones.
-5% en tu seguro de viaje.
Alquilar coche al mejor precio.
Las mejores ofertas de hoteles.
Conseguir vuelo al mejor precio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *