Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
que ver en girona en un dia

Qué ver en Girona en un día

Nunca imaginé que Girona podía sorprenderme tanto. Esta ciudad ha sido un gran descubrimiento y el día y medio que pasamos allí, se me quedó muy corto… ¡Estamos deseando volver! Es una localidad en perfecto equilibrio. Tiene todo lo que se le puede pedir a una gran ciudad en un tamaño justo y sin perder la esencia de un lugar pequeño. Es elegante, agradable, cómoda y muy bonita. Tiene muchísimos puntos de interés históricos realmente impresionantes, cafeterías y restaurantes deliciosos y un entorno único.

De este enamoramiento repentino pero muy auténtico sale este post. La idea es mostrarte todo lo que ver en Girona en un día para que no sólo llegues a todos los rincones clave sino que además, puedas disfrutar de una experiencia completa.

En un solo una jornada, nos aventuraremos en las profundidades de esta ciudad, donde cada rincón respira historias ancestrales y cada callejón empedrado nos invita a explorar la riqueza cultural que ha evolucionado con el paso de los siglos. En este viaje efímero pero intenso, buscaremos capturar la esencia de Girona, no solo como un destino turístico, sino como un testamento vivo de la identidad catalana porque si hay un lugar donde se respira su esencia, es aquí.

Nos dejaremos envolver por su atmósfera única y exploraremos la magia de una ciudad que ha sido testigo de siglos de historia. ¡Acompáñanos en esta travesía mientras desentrañamos los misterios y descubrimos las maravillas que Girona nos tiene reservadas!

Por cierto, si eres amante de la bicicleta y el ciclismo… Girona es tu ciudad. No te extrañes ver locales enfocados a este deporte (y no sólo tiendas, también cafeterías y restaurantes). Más adelante te cuento la vinculación de la ciudad con este medio de transporte o de deporte, según para quién.

Contenido de este post

Cómo llegar a Girona

Girona es una de las ciudades más representativas de Cataluña (con permiso de Barcelona, por supuesto). Se encuenta a pocos kilómetros de la capital y está muy bien conectada por lo que ir hasta ella es bastante fácil y agradable.

A exactamente 100 kilómetros de Barcelona, se puede llegar por tren (que realmente es lo mejor para luego no tener que aparcar) y tardarás 40 minutos. Puedes hacerlo desde Barcelona o desde Madrid en AVE.

En coche es un recorrido de poco más de una hora, también muy agradable gracias a la red de carreteras de Cataluña. Una vez en la ciudad, lo mejor es aparcar fuera del casco histórico y caminar hasta él tranquilamente.

🛏️ Si aún no cuentas con alojamiento en la ciudad, recomendamos el hotel Ciutat de Girona. Si quieres tener una estancia aún más especial, echa un vistazo al Hotel Palau Fugit. Más abajo encontrarás otras recomendaciones de hoteles en Girona.

Qué ver en Girona en un día: Intro

Basílica de San Félix
Basílica de San Félix

A pesar de la aparente extensión reducida de su casco urbano, Girona tiene mucho que aportar y numerosos puntos clave que no pueden pasarse de alto. Sus poco más de 100.000 habitantes son hospitalarios y con una marcada esencia catalana de la que podrás aprender muchas costumbres autóctonas.

Nuestra aventura comienza en el corazón histórico de Girona y su fascinante casco antiguo. Déjate llevar por las estrechas calles empedradas y descubre la magia que se esconde en cada esquina. La imponente Catedral de Santa María, con su impresionante fachada y vistas panorámicas, nos da la bienvenida a este viaje en el tiempo. Nosotros llegamos de noche y no pudimos quedarnos más impresionados.

Ascendemos a las alturas para contemplar la ciudad desde un punto de vista único. La muralla de Girona, que data del siglo IX, ofrece un paseo escénico con vistas que te quitarán el aliento. Mientras caminamos por este monumento histórico, respiramos la esencia de la ciudad y admiramos la belleza del río Onyar serpenteando a través de Girona.

Caminaremos por la muralla para explorar uno de los lugares más fotogénicos de la ciudad: las pintorescas casas sobre el río Onyar. Estos edificios de colores vibrantes crean un paisaje único que ha inspirado a artistas y viajeros durante siglos. No olvides capturar el icónico Puente Eiffel en sus fotos para llevarse un recuerdo inolvidable.

Descenderemos a el Call, el antiguo barrio judío de Girona. Sumergirse en sus callejuelas adoquinadas, llenas de encanto y misterio es una de las mejores experiencias de esta ruta. Las tiendas locales ofrecen productos artesanales y souvenirs únicos con un gusto exquisito. Disfruta de un café en una de las acogedoras cafeterías de especialidad de la ciudad y siente la autenticidad de este lugar lleno de historia.

El almuerzo es una experiencia en sí misma en Girona. Prueba las delicias locales en alguno de los restaurantes tradicionales que son realmente agradables. Desde platos de mariscos frescos hasta la auténtica cocina catalana, cada bocado es una explosión de sabores que te conecta con la esencia de la región… Pero de verdad. ¡Qué rico todo!

Para terminar nuestra jornada llegaremos hasta la emblemática Plaça de la Independència. Rodeada de arquitectura impresionante y con una atmósfera vibrante, es el lugar perfecto para repasar las maravillas que hemos explorado en Girona en un día.

¡Espero que esta breve pero intensa experiencia deje una huella duradera en sus corazones viajeros! En la nuestra lo ha hecho y de sobra… Estamos deseando volver porque si algo tiene Girona es que te acoge de forma única y te ofrece una experiencia de relax y belleza como en pocos lugares.

Girona en un día: la mañana

Lo mejor para empezar una jornada intensa de turismo y prepararse para descubrir lo mejor que ver en Girona en un día es tomar un gran desayuno catalán. La ciudad está repleta de cafeterías tradicionales o algunas muy interesantes de especialidad. Puedes optar por un desayuno dulce con un rico croissant o mimetizarte con la cultura de la zona y optar por el típico pan tumaca (pan con tomate).

🎟️ Una forma estupenda de conocer Girona y llevarse una muy buena impresión del lugar es hacer este free tour por la ciudad. Se trata de un recorrido de 2 horas que te llevará por los lugares imprescindibles y gracias al cual tendrás el placer de conocer junto a un guía los datos históricos más interesantes. Si prefieres hacer un recorrido más extenso, puedes optar por este tour al completo por la ciudad. Tiene una duración de 3 horas.

Desayuno en la Plaça de la Independència

Plaça de la Independència
Plaça de la Independència

Nuestro primer destino será la Plaça de la Independència y allí mismo encontrarás diferentes lugares para desayunar rico. Esta plaza es maravillosa y te maravillará cómo los primeros rayos de sol acarician las fachadas de los edificios históricos. La ciudad despierta lentamente a nuestro alrededor, y nosotros, con cada bocado, nos preparamos para el día que se avecina. El Café Royal, en la propia plaza, te está esperando para impregnarte desde el primer instante, de la más pura esencia catalana.

Una vez desayunados, toca descubrir la plaza y su historia. Está estratégicamente ubicada en el corazón de Girona, conectando varias calles comerciales y siendo un punto de referencia central para locales y visitantes. La plaza en sí misma presenta un diseño arquitectónico encantador con edificios históricos que la rodean, algunos de los cuales exhiben balcones de hierro forjado y fachadas ornamentadas. Estos edificios añaden un toque pintoresco y auténtico a la atmósfera de la plaza.

A lo largo del año, la plaza es el escenario de diversos eventos y actividades culturales, como conciertos al aire libre, mercados artesanales y celebraciones locales. Estos eventos añaden dinamismo y diversidad a la plaza.

Desde aquí, es posible acceder a varias calles comerciales que ofrecen una amplia gama de tiendas, boutiques y comercios locales como la Calle Santa Clara. Es un punto de partida ideal para explorar las compras en el centro de Girona. También puedes optar por acceder desde aquí al Pont de Sant Agustí y visitar las Casas del Onyar.

La Plaça de la Independència es un lugar donde la vida local cobra vida. Tanto durante el día como por la noche, la plaza bulle de actividad, con gente paseando, disfrutando de la comida y la bebida, y sumergiéndose en la atmósfera única de Girona.

Catedral de Santa María, lo mejor que ver en Girona en un día

catedral de santa maria girona
Catedral de Girona

Con las energías renovadas, nos dirigimos hacia la imponente Catedral de Santa María, un símbolo arquitectónico que se alza majestuoso en el horizonte. Las puertas centenarias nos invitan a adentrarnos en un espacio donde la espiritualidad y la historia convergen.

Nosotros llegamos a ella de noche y por la mañana, volvimos a visitarla. No sabría que momento escoger porque ambos, son imprescindibles e impresionantes. Si puedes, te aconsejo visitarla iluminada de noche y por la mañana con la luz del sol. Verás dos escenas diferentes.

La construcción de la catedral se inició en el siglo XI y continuó durante varios siglos, abarcando estilos arquitectónicos que van desde el románico hasta el gótico. Del románico permanece el núcleo más antiguo como la sala capitular o el claustro; del gótico, las vidrieras y la nave central; y del Barroco, algunas capillas laterales.

La catedral ha experimentado diversas ampliaciones y modificaciones a lo largo de su historia, lo que le confiere una rica diversidad arquitectónica.

La nave central es impresionante, destacando por sus altas columnas y bóvedas góticas. El altar mayor es una obra maestra tallada en alabastro. Las vidrieras son famosas por sus colores vibrantes y sus representaciones bíblicas.

Dedicada al patrón de la ciudad, la capilla de San Narciso (patrón de la ciudad) alberga la urna con las reliquias de San Narciso.

Asciende por su imponente escalinata que cuenta con 90 escalones divididos en 3 tramos (para que la subida sea más liviana). Una escalinata mundialmente famosa ya que formó parte del rodaje de la aclamada serie Juego de Tronos. Ahí empieza la visita de este impresionante templo.

La Catedral de Girona está abierta al público y ofrece visitas guiadas. Se recomienda explorar también el claustro y disfrutar de las vistas desde la catedral hacia la ciudad. El horario habitual es de 10:00h a 16:30h.

🎟️ Si eres fan de Juego de Tronos, no dejes de hacer este free tour por la ciudad, el que te llevará por los escenarios donde se grabaron algunos de los mejores momentos de esta serie.

Leyenda de las moscas de Girona

Hay una curiosa leyenda que rodea a la ciudad y a su patrón, San Narciso. Hasta en dos ocasiones, grandes moscas salieron a la defensa de la ciudad frente a tropas invasoras allá por 1286 y, posteriormente, en 1653. Cuando en ambos momentos históricos los franceses asediaron la ciudad, las moscas emergían del cuerpo de San Narciso picando a los caballos para propiciar su fuga.

En los edificios aledaños puedes encontrar algunas de estas moscas talladas en piedra con mosaicos que explican la leyenda. A día de hoy, la mosca es el emblema y símbolo más representativo de la ciudad.

El Call de Girona, el barrio judío

barrio judio
Caserna dels Alemanys

Tras visitar la Catedral, lo mejor será (ya que estás allí) pasear tranquilamente por el barrio judío de Girona, conocido como «El Call» en catalán, otro de los imprescindibles que ver en Girona en un día. Es uno de los barrios judíos mejor conservados de toda Europa y constituye una parte esencial de la rica historia de la ciudad cuyo origen se remonta a la época medieval.

La comunidad judía de Girona prosperó especialmente en los siglos XII y XIII, y su presencia dejó una marca duradera en la arquitectura y la cultura de la ciudad.

Las estrechas y sinuosas callejuelas del Call son una característica distintiva de este barrio. Pasear por estas calles empedradas es como dar un paso atrás en el tiempo.

La arquitectura del barrio refleja la influencia de diferentes estilos a lo largo de los siglos, desde elementos románicos y góticos hasta construcciones más modernas.

Qué ver en El Call de Girona

La Sinagoga Mayor, construida en el siglo XIII, es uno de los lugares más emblemáticos del barrio judío. Es una de las sinagogas medievales mejor conservadas en Europa y actualmente alberga el Centro Bonastruc ça Porta, dedicado a la cultura judía.

El Call de Girona también cuenta con una mikve, un baño ritual judío utilizado para la purificación. Este es un hallazgo arqueológico significativo que proporciona insights sobre las prácticas cotidianas de la comunidad judía medieval.

Otro punto único de este barrio es el Museo de Historia de los Judíos, el que ofrece una visión detallada de la vida de la comunidad judía en Girona a lo largo de los siglos. Exhibe objetos históricos, documentos y arte relacionados con la cultura judía. Está asentado sobre la primera sinagoga que se fundó en la ciudad. Si te interesa este tema, puedes hacer este tour por el barrio judío, el que incluye el Museo de Historia de los Judíos.

El barrio acoge eventos y celebraciones relacionados con la cultura judía a lo largo del año. Estos eventos incluyen festivales, charlas y exposiciones que resaltan la contribución única de la comunidad judía a la historia de Girona.

Pero si hay algo chulo de este barrio es pasearlo y sobre todo, vivir su ambiente. Está repleto de pequeñas cafeterías con mucho encanto en las que disfrutar de una agradable tertulia. A medida que exploras sus calles, encontrarás pequeñas tiendas, galerías de arte y cafés que agregan vida y color a este rincón histórico de la ciudad.

cafeteria girona
Espresso Mafia
cafe girona
La Fàbrica

A pocos metros, encontrarás la cafetería de especialidad que más me ha enamorado de todas las que he visitado. Se llama Espresso Mafia (C/ de la Cort Reial, 5) y, además de ser preciosa, hacen el café descafeinado de especialidad más bueno que hemos probado (será porque allí mismo tienen su propio tostador).

Sus dueños son una pareja que han hecho de su amor por la bicicleta, la decoración y el café, su medio de vida. No dejes de visitarla. Nosotros hicimos una buena compra de café y tazas. Además, sus dueños tienen otro local un poco más arriba, La Fàbrica.

Girona en un día: la tarde

Tras una mañana que nos ha dejado maravillados con la historia y el encanto de la ciudad, ahora es el momento perfecto para satisfacer el apetito y disfrutar de la escena gastronómica única que ofrece Girona, no sin antes, sumar algún que otro punto histórico más que ver en Girona en un día.

La Muralla de Girona: vistas panorámicas y aire fresco

murallas girona
Muralla de Girona

Después de explorar el barrio judío, ascendemos nuevamente, pero esta vez hacia la Muralla de Girona. Caminar por esta estructura histórica no solo nos brindará vistas impresionantes de la ciudad, sino que también nos permitirá disfrutar de un poco de aire fresco antes de sumergirnos en la deliciosa oferta gastronómica de la ciudad.

Que no te de pereza caminarla porque aunque parece mucho, en realidad es un agradable paseo. Además, desde su parte más alta se puede ver el gran complejo de la Universidad que es realmente agradable y te dará mucha envidia (imaginarse estudiando en ese escenario histórico debe ser genial).

Tras bajar de la muralla, te aconsejo caminar hasta el Mercado de la Independencia para disfrutar de un almuerzo lleno de sabores locales y opciones frescas. Entre los puestos de productos frescos y las deliciosas opciones de los restaurantes locales, encontraremos una amplia variedad de platos catalanes para satisfacer todos los gustos. Desde tapas hasta platos principales, el mercado ofrece una experiencia gastronómica auténtica y animada.

O elegir uno de los numerosos restaurantes con los que cuenta la ciudad en cualquier punto. Nosotros elegimos uno a nuestro paso con menú del día pero qué menú del día… ¡Impresionante! Y con una relación calidad precio muy buena.

Casas del Onyar

Casas del Onyar
Casas del Onyar

Después de llenar nuestros estómagos, bajamos hacia el río Onyar para admirar las famosas casas de colores que decoran su orilla. Este escenario pintoresco, con reflejos vibrantes en las aguas del río, nos ofrece una oportunidad perfecta para tomar fotografías y apreciar la arquitectura única de Girona desde una perspectiva diferente.

Desde aquí, la mejor opción es pasear por los 4 diferentes puentes de la ciudad que cruzan el río Onyar. El más significativo es el Puente de les Peixateries Velles, construido en hierro rojo en 1876 y diseñado por el propio Gustav Eiffel un par de años antes de crear la torre más famosa de París. Los demás, el puente de piedra o de Isabel II, el puente de Pedret (piedra) y el Puente de Gómez (o de la Princesa) completarán tu paseo.

Puente de les Peixateries Velles
Puente de les Peixateries Velles

Tras esta visita a las casas de colores y a los puentes de la ciudad, disponemos de tiempo libre para explorar las tiendas locales, boutiques y mercados que rodean la zona. Ya sea en busca de recuerdos, productos artesanales o simplemente para disfrutar de un paseo tranquilo, esta es una oportunidad para sumergirse en el ambiente relajado y acogedor de Girona.

💡 Ahora, tras un día de intensa caminata, es un momento perfecto para descansar con una rica merienda. En Casa Cacao (de los hermanos Roca) degustarás un rico y auténtico cacao con leche y unos dulce deliciosos con vistas al río. Este momento de pausa nos permite recargar energías antes de seguir explorando la ciudad.

Parque de la Devesa, naturaleza en el corazón de la ciudad

Para completar nuestra experiencia matutina y aprovechar al máximo las horas del mediodía, nos dirigimos al Parque de la Devesa. Este oasis verde en el corazón de la ciudad ofrece un entorno tranquilo y natural, perfecto para relajarse y disfrutar de la belleza de los paisajes verdes.

Con esto, concluimos nuestra tarde en Girona, explorando no solo su rica historia, sino también deleitándonos con la diversidad de sabores y experiencias que esta ciudad tiene para ofrecer. ¡Prepárense para continuar nuestra jornada llena de descubrimientos en la hermosa Girona!

Girona en un día: la noche

que hacer en girona en un dia
Puente
catedral de noche
Catedral

Después de un día lleno de historia y delicias, llegamos a la noche en Girona, donde la ciudad revela su encanto aún más. Prepárate para un final de jornada lleno de atmósfera romántica y vibrante vida nocturna.

Puente de les Peixateries Velles, atardecer en Girona

Ahora caminaremos hacia el Puente de les Peixateries Velles, un lugar ideal para disfrutar del atardecer sobre el río Onyar. Las vistas desde este puente icónico, con las casas de colores reflejándose en las aguas, crean una escena que parece sacada de un cuento de hadas. Este es el momento perfecto para capturar algunos de los recuerdos más impresionantes de nuestro día.

Cena en el centro histórico, sabores nocturnos de Girona

Posteriormente nos dirigimos de nuevo al encantador centro histórico de Girona para disfrutar de una cena que fusiona la tradición catalana con la innovación gastronómica. Los restaurantes locales ofrecen una variedad de opciones, desde platos tradicionales hasta creaciones culinarias modernas.

Este es el momento para saborear los auténticos sabores de Girona mientras disfrutamos del ambiente nocturno de la ciudad que es realmente muy agradable. Más abajo encontrarás varias recomendaciones de restaurantes.

Paseo nocturno por las calles embrujadas

Aunque el cansancio apremie, recomiendo sacar un poco de fuerzas para perdemos por las callejuelas empedradas del centro histórico. La iluminación tenue crea una atmósfera mágica, y la historia de Girona cobra vida mientras exploramos las plazas y rincones ocultos. La Catedral de Santa María iluminada se convierte en un faro imponente pero sin deslumbrar.

Plaça de la Independència, vida nocturna y ambiente animado

Terminamos la noche en la Plaça de la Independència, el mismo lugar donde empezamos por la mañana y es que es donde la vida nocturna cobra vida. Los bares y cafés al aire libre invitan a disfrutar de una copa mientras absorbemos la energía vibrante de la ciudad sobre todo en primavera y verano. La plaza, ahora iluminada, se convierte en el escenario perfecto para compartir experiencias y reflexiones sobre nuestro día en Girona.

Despedida en la Plaza del Vi, un final encantador

Para cerrar nuestra jornada, nos dirigimos a la Plaza del Vi, otro rincón encantador en el centro histórico. Aquí, rodeados de la arquitectura antigua y la serenidad de la noche, podremos relajarnos y saborear las maravillas que Girona nos ha revelado a lo largo de este inolvidable día.

Así termina esta guía para ver Girona en un día: explorando su historia, saboreando su gastronomía y sumergiéndonos en su encanto nocturno. Espero que hayas disfrutado tanto como yo de esta experiencia única en la hermosa ciudad catalana.

Otros lugares que ver en Girona

que ver en girona 1 dia
Plaza Sant Feliu
girona en un dia
Un día en Girona

A pesar de que he intentado incluir en esta jornada de un día en Girona lo más importante y representativo de la ciudad, si te ha quedado tiempo o quieres ampliar tu estancia, también hay otros lugares clave para ver. Algunos de ellos son:

  • Plaza de Sant Feliu y su leona. La Iglesia de Sant Feliu es otra de las más importantes que ver en Girona y en su plaza está la famosa Leona de Girona. Si la encuentras, tira una moneda y promete volver a la ciudad.
  • Escalinata de Sant Martí. Dentro del barrio de la Judería, si te lo has dejado, vuelve y busca esta escalinata bajo el arco porque tiene un encanto único.
  • Baños Árabes. Tampoco dejes de visitar esta joya medieval. Estos baños están inspirados en las termas romanas, los baños musulmanes y de las mikva judías.
  • Monasterio de Sant Pere de Galligans. Una antigua abadía que desde 1857 alberga el Museo de Arqueología de Cataluña.

Desde Girona también es genial poder ir a visitar algunos de los pueblos más bonitos de la Costa Brava.

Dónde alojarse en Girona

Si tienes oportunidad, dormir en Girona es un regalo, sobre todo para poder disfrutar de la ciudad de noche y ver sus monumentos iluminados. Hay alojamientos y hoteles para todos los gustos pero la mayoría son de un encanto únicos. Algunos de los más reseñados son:

Dónde comer en Girona

casa cacao
Casa Cacao

En cuanto a dónde comer y cenar en Girona, detallar la lista de restaurantes sería algo casi imposible porque todos tienen una pinta increíble. Nosotros elegimos un par de ellos al azar y el acierto fue notable sobre todo en La Miranda (un menú de 14,40 € típicamente catalán en un espacio de diseño muy acogedor).

Le Bistrot está ubicado en la escalinata de Sant Martí por lo que además de su rica comida tiene un encanto añadido y especial. Cenar ahí es pura magia y ya fue elegido como el rincón más romántico.

Casa Marieta es uno de los de siempre ya que fue fundado en 1892. La comida casera ha atraído a personalidades de todo el mundo porque hay poco con más puro sabor catalán.

Arròs i Peix también es muy reseñado (está en el casco viejo) y es uno de los imprescindibles para comer pescados y arroces frescos.

Si eres un fiel amante de lo gourmet, aquí encontrarás el universo Roca con la Bikinería (un local sólo de sandwiches gourmet), Casa Cacao (una chocolatería deliciosa), Rocambolesc (una heladería) y Rocambolesc Confitería. Todo ello además de los restaurantes de cabecera de la familia: El Celler de Can Roca, Restaurant Normal, y el mítico Restaurant Can Roca.

Mapa de qué ver en Girona en un día

Son muchos los lugares que hemos detallado en este mapa y para que no pierdas ni uno en esta ruta de un día en Girona, los localizamos todos en este mapa:

Girona y la bicicleta

Como lo prometido es deuda, antes de terminar con nuestra ruta de qué ver en Girona en un día, te cuento su vinculación con el mundo de la bicicleta. Nosotros nos quedamos muy sorprendidos porque por todos lados había ciclistas y muchos comercios enfocados a este deporte y no solo tiendas, también cafeterías, restaurantes, etc. De hecho, la cafetería que más nos gustó y que arriba te reseño, Espresso Mafia y la Fábrica, están súper enfocados a este deporte y muchos ciclistas muy bien preparados paraban allí a tomar café.

¿Por qué? Nos pregúntanos todo el tiempo. Un amigo de allí me lo explicó. Girona es conocido como uno de los Hub del Ciclismo a nivel mundial. Todo radica en las condiciones meteorológicas perfectas para este deporte añadiendo lo escarpado del terreno. Tanto es allí que se ha celebrado allí el Festival Ciclista Sea Otter Europa. No fue otro que Armstrong (el ganador de 7 tours retirados por dopaje) quien escogió a la ciudad como base para sus entrenamientos, seguido tiempo después por el aclamado Froome. 

El resumen es que el clima, las conexiones, la calidad de vida y el anonimato son perfectos para practicar este deporte en Girona. Un lugar que a día de hoy, les ofrece un espacio único a los amantes de la bicicleta.

Ahora sí, terminamos esta jornada por la ciudad catalana de Girona. Si es tu primera vez en el país, esta completa guía de España te ayudará mucho a organizar tu viaje. ¡Te esperamos!

Perfil de Autora
Autora María Alcaraz
María Alcaraz
Colaboradora en Come Ama Viaja

Free tours y visitas guiadas.
Tarjeta bancaria sin comisiones.
-5% en tu seguro de viaje.
Alquilar coche al mejor precio.
Las mejores ofertas de hoteles.
Conseguir vuelo al mejor precio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *