Tenía muchísimas ganas de ir a Asia. El hecho de estar en un país donde la cultura fuera bastante más diferente de lo que conocía hasta ahora me atraía a más no poder. Surgió la idea de ir a Japón y unas dos semanas antes del viaje, compramos los vuelos y el hotel en Tokio. Puedo decir que fue la aventura que más me ha hecho aprender hasta ahora.

Pin It on Pinterest