GUÍA DE SUIZA

Viajar a Suiza por libre

ELIGE UN DESTINO

GINEBRA

Suiza es uno de los países más increíbles que he visitado. Si es cierto que en mi primer viaje me centré en visitar ciudades como Ginebra, Lucerna, Lausana o Zurich, durante mi segunda visita al país, preferí enfocarme en su naturaleza. Las ciudades suizas son muy bonitas. Sin embargo, su naturaleza es sencillamente brutal. Los Alpes suizos están repletos de tesoros.

Si es cierto que Suiza no es nada económico, merece mucho la pena invertir ese dinero en conocer el país. Además, siempre hay alternativas para no gastarse tanto dinero y poder disfrutar de maravillosos paisajes, pueblos encantadores, miradores que quitan el hipo, rutas de senderismo increíbles y una deliciosa gastronomía.

IDIOMA

Alemán, francés, italiano y romanche.

MONEDA

Franco suizo.
1€ equivale a 1,04 CHF.

MEJOR ÉPOCA

Entre abril y octubre.

VIAJAR A SUIZA

Consejos generales

En esta guía de Suiza puedes encontrar todos mis artículos con información práctica sobre el país. Gracias a estos consejos podrás organizar tu viaje a Suiza por libre.

QUÉ VER EN SUIZA

Consejos por destinos

A pesar de no ser un país muy grande, hay una gran cantidad de lugares fascinantes que ver en Suiza. Tanto si eres amante de la naturaleza como si prefieres descubrir nuevas ciudades, estoy segura de que en Suiza encontrarás lo que estás buscando.

Si quieres visitar una o varias ciudades en tu viaje a Suiza, te recomiendo ir a Ginebra, Berna, Lucerna, Lausana, Zurich o Basilea. Sobre todo Lucerna me pareció preciosa.

En cuanto a los pueblos más bonitos de Suiza, no te puedes perder Zermatt, Gruyères, Lauterbrunnen y Grindelwald. Estas cuatro pequeñas localidades parecen sacadas de un cuento.

Si buscas naturaleza, te recomiendo visitar el Monte Cervino/Matterhorn, el Lago Blausee, el Lago Oeschinen, el Glaciar Aletsch, las Cascadas de Trümmelbach, la Garganta de l’Aare, el Lago Bachalpsee, Saxer Lücke… ¡La lista es interminable!

A continuación puedes encontrar mis artículos publicados sobre las diferentes zonas de Suiza.

GINEBRA

Ginebra es otra de las ciudades más visitadas de Suiza. No dejes de perderte por las callecitas del casco antiguo y de visitar la Catedral de San Pedro, uno de los edificios más bonitos de Ginebra. Se puede subir a las torres para disfrutar de la bonita vista. Otros de los imprescindibles de la ciudad son el Jardin Anglais y el Jet d’Eau, un chorro de agua ubicado en el lago que llega a los 140 metros de altura.

GRINDELWALD

Grindelwald es uno de los pueblecitos más bonitos que he visto en mi vida. Está rodeado por praderas verdes e impresionantes montañas nevadas, entre las que se encuentran el Eiger y el Wetterhorn. Un paisaje que te enloquecerá. En los meses menos fríos es un destino estupendo para hacer rutas de senderismo, como por ejemplo la del Lago Bachalpsee. En invierno, es un destino muy popular para los que quieran esquiar.

INTERLAKEN

Interlaken es un pueblo perteneciente al cantón de Berna. Se encuentra entre los lagos Thun y Brienz, en los que podrás encontrar lugares ideales donde darte un baño, si viajas a Suiza en los meses más cálidos. Si es cierto que el pueblo de Interlaken como tal no tiene grandes atractivos, los alrededores de este son sencillamente increíbles.

Puedes usar Interlaken como base y conocer lugares como Harder Kulm, Schynige Platte, Lauterbrunnen, las Cuevas de San Beato, Hardergrat, las Cascadas de Giessbach, Unterseen… También es un buen punto de partida para subir a Jungfraujoch – Top of Europe.

LUCERNA

Lucerna es una de mis grandes favoritas de Suiza. Será porque el Kapellbrücke, el puente de madera con florecitas colgando que atraviesa el río Reuss, me fascinó. Atraviesa sus 200 metros de longitud para poder ver la ciudad desde el río. Es toda una experiencia. Tampoco dejes de recorrer su centro histórico y de dar un bonito paseo en barco por el Lago de Lucerna.

ZURICH

Zurich es la ciudad más grande de Suiza y se encuentra al norte del país. Algunos de los mayores atractivos de Zurich son recorrer el centro histórico, dar un paseo en barca o por los alrededores en el Lago de Zurich, visitar la Iglesia de Grossmünster, caminar por la calle Bahnhofstrasse o recorrer el barrio de Lindenhof.